Sant Cugat

Dos agresiones sexuales obligan a reforzar la vigilancia

06.02.2019 | 04:00

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Local de Sant Cugat del Vallès reforzarán la vigilancia en una zona de ocio tras las dos agresiones sexuales denunciadas en los últimos días. Así lo difundió ayer el Ayuntamiento después de una reunión de urgencia entre la alcaldesa, Carmela Fortuny, y el jefe de la comisaría de los mossos, Manel Rodríguez.

La alcaldesa condenó rotundamente "cualquier tipo de violencia sexual" y valoró el trabajo conjunto con la policía autonómica para prevenir esos delitos. Fortuny destacó la importancia de una "tolerancia cero ante los abusos a mujeres" y adelantó que el Consistorio estudia personarse como acusación en casos de violencia sexual que se cometan en Sant Cugat.

La alcaldesa también anunció que el Ayuntamiento se adherirá de manera inmediata al protocolo de seguridad contra estos actos en zonas de ocio que ha aprobado la Generalitat, una guía para facilitar criterios de actuación a los profesionales de seguridad.

El jefe de la comisaría, Manel Rodríguez, señaló que los mossos y el cuerpo local reforzarán la vigilancia en la zona de ocio nocturno donde han sido cometdidas las dos supuestas agresiones sexuales. El Consistorio instalará los próximos fines de semana una carpa "para informar y prevenir este tipo de comportamientos", de manera similar a lo desplegado antes en otros sectores, y emprenderá una campaña de sensibilización.

A la salida de una discoteca
De la segunda agresión sexual se supo ayer, aunque no trascendió más información de ella. La primera fue perpetrada el sábado pasado, de madrugada, a la salida de una discoteca. Los Mossos d'Esquadra detuvieron a un menor, de 16 años, acusado de agredir a una joven de su misma edad.

Según informaron a la agencia Efe fuentes de la investigación, el detenido, que pasó a disposición de la Fiscalía de Menores, fue arrestado hacia las tres de la madrugada. Los Mossos d'Esquadra desplazaron a unidades a la zona de ocio tras recibir un aviso sobre una supuesta agresión sexual de que había sido víctima una joven. Los agentes se dirigieron hacia esta zona de ocio nocturno en Sant Cugat y detuvieron al sospechoso.

Los responsables policiales repasaron ayer ante la alcaldesa las intervenciones llevadas a cabo tras ambos ataques. En la reunión de ayer participaron también Cristina Paraira, teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, y representantes de la Policía Local.