Vacarisses

Rodalies normaliza el servicio de la R4 entre Terrassa y Manresa

25.12.2018 | 04:00
Un tren de Renfe circula por la zona donde se produjo el desprendimiento.

La línea R4 de Rodalies vuelve a circular con los horarios y frecuencias habituales desde el pasado sábado, cuando se restableció el tráfico por las dos vías entre Terrasaa y Manresa al finalizar las reparaciones tras el descarrilamiento de un tren a la altura de Vacarisses el 20 de noviembre. Técnicos de Adif han trabajado en la vía desde el descarrilamiento, lo que afectó a la circulación en la línea 4 de cercanías de Barcelona.

En un comunicado, la compañía Renfe y Adif explicaron que los trabajos de reparación han incluido la retirada del tren siniestrado, y el saneamiento y estabilización del muro y el talud. El talud se ha estabilizado "en una longitud de 180 metros mediante la instalación de una nueva red de cables", una malla de acero triple y la tala de 15 árboles en la trinchera. También se han hecho trabajos de renovación en un tramo de 600 metros y se han sustituido 273 traviesas y 36 metros de carril. En cuanto al sistema de electrificación, se han repuesto dos palos de la catenaria, 800 metros de hilo sostenedor, 400 metros de hilo de contacto y 100 metros de cable guarda.

Por carretera
Desde el accidente y hasta 24 de noviembre, el recorrido entre Terrassa y Manresa se realizó por carretera, mientras que el resto de la línea R4 prestaba el servicio habitual. El descarrilamiento mortal de un tren se produjo por un desprendimiento de un talud en el término de Vacarisses, en una zona afectada por las lluvias y que había sido revisada el día anterior por técnicos de Adif, que no vieron ninguna anomalía.

El accidente ocurrió a las 06:15 horas de la mañana del 20 de noviembre, cuando el desprendimiento de tierras alcanzó a cuatro de los seis vagones de un tren de la línea R4 de Cercanías, que cubría el trayecto entre Manresa y Sant Vicenç de Calders, con un total de 133 personas a bordo, de las que una falleció al salir despedida del convoy, 49 resultaron heridas (cinco de diversa consideración) y 83 ilesas. Uno de los heridos fue el propio conductor del tren accidentado, que pudo avisar a emergencias al no quedar inconsciente.

A medio gas
Tras el suceso, los pasajeros que usan la R4 norte debieron viajar en autocares los primeros días y el 24 de noviembre se recuperó una de las dos vías por donde circulan los trenes, con sólo un convoy por hora entre Terrassa y Manresa, cuando lo establecido son dos trenes por hora.

Según informaron fuentes de la operadora Adif, se continúa "analizando los datos para determinar las causas exactas que provocaron el desprendimiento en este punto, donde se habían hecho importantes obras de tratamiento y consolidación durante el año 2017, que consistieron en el desbrozado, limpieza, consolidación de los materiales, colocación de las barreras estáticas y dinámicas y de malla protectora y canalizaciones, entre otros trabajos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook