Vallès

Los ayuntamientos cerraron con superávit el ejercicio 2017

05.05.2018 | 04:21
Sant Cugat fue el municipio que cerró el ejercicio de 2017 con mayor superávit, de 5,3 millones de euros.

Las arcas municipales de los ocho ayuntamientos del área de influencia de Terrassa gozan, en líneas generales, de buena salud. Al menos, eso dicen los números verdes con que liquidaron el ejercicio 2017, esto es, superávit en las cuentas, un endeudamiento moderadamente bajo -cuando no nulo, como en el caso de Matadepera-, y un aumento del remanente de tesorería, lo que da pie a los consistorios a incrementar las inversiones previstas para este año preelectoral. De hecho, en los presupuestos de este 2018 de los consistorios de la demarcación de Terrassa el capítulo de invasiones ha crecido de manera muy notable (en algunos casos hasta se ha disparado).

El caso más llamativo es quizá el del Ayuntamiento de Matadepera, que cerró 2017 con un superávit de casi 1,1 millones de euros (los ingresos por impuestos fueron mayores a los previstos, especialmente la plusvalía); un remanente de tesonería de 5,9 millones y un endeudamiento nulo. Esta situación favorable ha propiciado que este 2018 se haya aprobado un presupuesto de inversiones de casi dos millones, el más alto de la historia del municipio (frente a los 1,2 millones de 2017 y el millón de 2016). El 64% de ese dinero se destina al futuro campo municipal de golf (las obras ya están en marcha), el proyecto estrella de la legislatura.

No menos llamativo es el caso de Viladecavalls, cuyo Ayuntamiento liquidó el ejercicio de 2017 con un superávit de 1,5 millones de euros, un remanente de tesorería de 4,2 millones y un endeudamiento del 24%. Al igual que el de Matadepera, el Consistorio de Viladecavalls también ha reservado este 2018 para inversiones una cifra considerablemente alta, 2,1 millones, cantidad que dobla a la de 2017. Pero el símil no acaba aquí, ya que más de la mitad de ese dinero (el 57%) se destina también al proyecto estrella de la legislatura: un centro de artes escénicas. Sin embargo, a diferencia de Matadepera, las obras del equipamiento no comenzarán hasta la próxima legislatura.

Vivienda pública
Otro de los ayuntamientos que va fuerte es el de Sant Cugat, que tras cerrar 2017 en números verdes y un remanente líquido de tesorería de de 5,3 millones, cuenta con un presupuesto de inversiones para este 2018 de 15,7 millones, que aumenta un 20% respecto al año anterior y supone el más alto de lo que va de legislatura. La mayor partida, 5,8 millones, se destina a equipamientos educativos y culturales. No obstante, la deuda municipal era de casi el 60% a finales de 2016 (último dato de que dispone este diario). El nivel máximo de endeudamiento que marca la ley es del 75%.

Siguiendo esta estela, el Ayuntamiento de Castellbisbal no se queda atrás y cerró el ejercicio de 2017 con un superávit de 2,7 millones de euros. Sumando ese dinero, los fondos propios de que dispone el Consistorio ascienden a 5,7 millones, lo que repercute en positivo en el capítulo de inversiones. No en vano, en el presupuesto de 2018 se contemplaba inicialmente inversiones por valor de casi medio millón de euros, una cifra que, dados los buenos resultados de 2017, el Consistorio ha ampliado hasta superar los tres millones de euros (la cifra más alta de toda la legislatura). La mayor partida, de un millón, se destina a vivienda pública.

A falta de conocerse los datos oficiales, el Ayuntamiento de Vacarisses prevé liquidar el ejercicio 2017 con un superávit de unos 600 mil euros. En cualquier caso, la inversión prevista para este 2018 es de 573 mil euros, cifra que podría aumentar si finalmente se confirman los buenos resultados de las cuentas del año pasado. La mayor partida, unos 200 mil euros, va destinada a la urbanización de La Creu.

El Consistorio de Rellinars, por su lado, cerró 2017 con unos 200 mil euros de superávit y 518 mil de remanente, aprobando para este 2018 inversiones por valor de más de más de medio millón de euros, la mayor con diferencia de la legislatura. Rubí y Ullastrell todavía no poseen cifras oficiales sobre la liquidación del ejercicio 2017. 

LOS SUPERÁVITS DE 2017

Matadepera: 1,1 millones
Viladecavalls: 1,5 millones
Ullastrell: No hay datos
Vacarisses: 600 mil euros (cifra provisional)
Castellbisbal: 2,7 millones
Rellinars: 200 mil euros
Sant Cugat: 5,3 millones
Rubí: No hay datos

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook