Sant Cugat

Nueva técnica en el Hospital General para ayudar a los niños a afrontar una operación

03.11.2017 | 04:21
Nueva técnica en el Hospital General para ayudar a los niños a afrontar una operación

El Hospital General de Catalunya (HGC), en Sant Cugat, incorpora la Psicoprofilaxis quirúrgica pediátrica, un programa que prepara psicológicamente a los niños y a sus familiares para afrontar mejor las intervenciones quirúrgicas. Según informó el centro hospitalario en un comunicado, este proyecto fue premiado en la 14ª. edición del reconocido Diario Médico, en la sección de mejores ideas.

La Psicoprofilaxis quirúrgica pediátrica que se realiza en el HGC está destinada a la población pediátrica ambulatoria, a partir de los 3 años, con intervención quirúrgica programada para patología habitual (urológica, abdominal, otorrinolaringológica). Para la preparación de los pacientes, se analiza su expresión mediante dibujos o juegos y el uso de cuentos o material audiovisual protagonizado por personajes infantiles que atraviesan satisfactoriamente un proceso.

Además, este programa, que cuenta con la colaboración de los servicios de cirugía pediátrica, anestesiología, pediatría y psicología del centro, suele familiarizar al paciente con elementos vinculados a la práctica quirúrgica tales como gorros, batas, mascarillas quirúrgicas, cánulas, sueros o máscaras.

Asimismo, se familiariza al paciente con el quirófano con una visita guiada por profesionales de la salud en la que se les explica detalladamente el espacio, empleando muñecos a los que los niños, caracterizados como doctores y dependiendo de la edad, los intervienen o curan.

El centro apunta que también se ha demostrado la utilidad de las llamadas "estrategias de afrontamiento", tales como respiraciones profundas, autoinstrucciones ("todo saldrá bien") y los pensamientos agradables en los que se visualizan escenas placenteras. Según el HGC, la Psicoprofilaxis produce una disminución de la ansiedad en niños y padres, aminora el estrés quirúrgico (menor frecuencia cardíaca y tensión arterial preanestésica en niños preparados), facilita el despertar anestésico, la recuperación y acorta la estancia hospitalaria.

Se estima que la Psicoprofilaxis quirúrgica es especialmente útil en aquellos niños con mala experiencia quirúrgica previa (complicaciones psíquicas o físicas) o en caso de familias de riesgo (crisis familiares, maltrato, violencia o adicciones).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook