Vacarisses

El municipio se dota de un reglamento del servicio de agua

01.07.2017 | 09:58
Pleno municipal del Ayuntamiento de Vacarisses, celebrado el jueves.

El Ayuntamiento de Vacarisses se ha dotado de un reglamento del servicio de agua, del que carecía, el cual fue aprobado por unanimidad de forma definitiva en un pleno el jueves. La norma salió adelante provisionalmente en el pleno del pasado marzo, y, tras pasar el periodo de información pública, el jueves se aprobó de manera definitiva. Su objetivo no es otro que el de "establecer los derechos y deberes de los usuarios y los operadores", afirmó ayer la concejal de Servicios Municipales, Laura Sánchez.

Una de las medidas más destacadas del nuevo reglamento es la prohibición de llenar las piscinas privadas de más de cuatro metros cúbicos con agua de la red pública. Escapan a la prohibición, por tanto, las pequeñas piscinas desmontables. Sin embargo, sus propietarios estarán obligados a mantenerlas, de manera que no estén vaciándolas y llenándolas continuamente. Este es uno de los aspectos que se ha introducido en el periodo de exposición pública de la nueva normativa. El municipio cuenta en la actualidad con unas dos mil piscinas privadas.

De esta forma, si el pasado verano el Ayuntamiento prohibió mediante un bando el llenado de piscinas con agua de la red pública, dada la situación de escasez que sufre el municipio, éste la prohibición ha vuelto para quedarse, por el momento de manera indefinida. Así lo dio a entender ayer la concejal de Servicios Municipales al afirmar que "estará vigente hasta que encontremos los recursos suficientes para abastecernos de agua sin pasar apuros".

Mejorar
Asimismo, los agentes implicados han realizado una serie de sugerencias y aportaciones para ajustar más el servicio a sus especificidades. De hecho, "el documento ha sido trabajado y consensuado por todas las partes", apuntó ayer la concejal.

La norma, para cuya elaboración se han tenido en cuenta diferentes variables, como los contratos, la relación con los abonados o la gestión privada de operadores como Sorea y Aigües de Terrassa, persigue regular el uso que los vecinos hacen del agua y la prestación del servicio, con la finalidad de mejorar ambos aspectos.

Durante el pleno municipal, Laura Sánchez afirmó que "nos tenemos que felicitar por tener, por primera vez, un reglamento que regula el suministro de agua y defiende los derechos de las personas usuarias".

El agua también protagonizó otro de los puntos del orden del día del pleno, el referente al convenio de colaboración entre la Agència Catalana de l'Aigua (ACA) y el Ayuntamiento para seguir aplicando de oficio la ampliación de tramos del canon del agua para usos domésticos. Y es que la tasa por el suministro de agua en el municipio establece bloques de metros cúbicos trimestrales, teniendo en cuenta el número de personas empadronadas en cada vivienda. Hasta ahora, el Consistorio ya comunicaba al ACA el padrón para que aplicase este sistema, pero no existía ningún convenio que lo regulase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook