Sant Cugat

Dos detenidos por estafar cerca de un millón a inversores

27.06.2017 | 04:20
Registro en una de las sedes sociales de las empresas de los detenidos, a cargo de la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido en Sant Cugat a dos individuos acusados de estafar cerca de un millón de euros a inversores a los que hacían creer que obtendrían grandes beneficios en el mercado de divisas Forex. Según informó ayer la Guardia Civil en un comunicado, las investigaciones que han terminado con la detención de estas dos personas, de 52 y 59 años y originarios de Argentina y Alemania, pero con nacionalidad española, se iniciaron en el mes de diciembre del año pasado en el marco de la operación Watermark.

Los detenidos están acusados de los delitos de apropiación indebida, estafa y administración desleal, mientras que en esta operación los agentes también han intervenido vehículos de alta gama, dinero en metálico y otros bienes de lujo.

Las investigaciones se iniciaron por una querella presentada contra los administradores de dos sociedades inversoras, una de ellas "off-shore" constituida y domiciliada en Belice y la otra, española.

Durante la investigación se determinó que los responsables de estas empresas habían captado a varios inversores mediante la promesa de "suculentos" beneficios (entre un 45% y un 50% anual y riesgo mínimo), convenciéndoles de que existía un algoritmo "infalible".

En suiza
Estas empresas afirmaban que con el algoritmo, denominado "Robot" y que habían desarrollado ellas mismas, se podían llevar a cabo miles de operaciones de inversión en el mercado de divisas Forex, garantizando que el 70% del capital invertido quedaría en depósito y a salvo.

Sin embargo, la infalibilidad del algoritmo bautizado por los detenidos como "Robot" no era tal, como tampoco la supuesta rentabilidad ni la garantía de capital asegurado, tal y como habían prometido los arrestados.

Tras el proceso de captación de las víctimas, éstas debían abrir una cuenta en una entidad de crédito de Suiza y transferir un capital mínimo de 10 mil dólares para empezar a operar, autorizando a los detenidos poder hacer uso de sus cuentas y hacer operaciones de inversión a su nombre.

Tras varios meses, los estafados comprobaban que no habían obtenido beneficio alguno y que sus cuentas se habían quedado sin saldo o en números rojos, hechos que los estafadores atribuían al ataque de piratas informáticos a la entidad bancaria suiza o a las crisis de Grecia.

Asimismo, los detenidos habían llegado a convencer a algún inversor que volviera a ampliar los saldos hasta 75 mil dólares por persona para recuperar las pérdidas, cosa que no pasaba y, además, volvían a

perder el dinero invertido. En esta caso, los estafadores les decían a las víctimas que crearían un fondo de inversión Sicav al que denominaron "Algorithm Invertrade Fund". Tampoco era verdad.

En total, se calcula que las víctimas habrían perdido cerca de un millón de euros, habiendo quedado algunas de ellas en una situación económica muy precaria tras invertir todos sus ahorros en este negocio fraudulento.

La operación se llevó a cabo por orden del Juzgado de Instrucción número 19 de Barcelona, y la Guardia Civil efectuó tres registros en domicilios particulares y en las sedes sociales de las empresas, donde se intervino documentación y material relacionado con la actividad delictiva, además de vehículos, dinero en metálico y otros bienes de lujo. También se ha solicitado el embargo de propiedades inmuebles de los detenidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Lo último Lo más leído Lo más votado