Sant Cugat

Luz verde a la nueva ordenanza de tenencia de animales

25.02.2017 | 09:54
Unos perros sueltos en un descampado.

El pleno del Ayuntamiento de Sant Cugat aprobó ayer de forma inicial la nueva ordenanza de tenencia de animales, que persigue mejorar la convivencia entre las personas que tienen mascota y las que no. La normativa se aprobó con los votos a favor del equipo de gobierno (PDECat y PSC), ERC, C's y el concejal no adscrito Dimitri Defranc (exregidor de la CUP), mientras que el resto de formaciones (CUP, ICV y PP) se abstuvieron. Ahora se abre el plazo para presentar alegaciones a la ordenanza antes de proceder a su aprobación definitiva.

Una de sus principales novedades es el establecimiento de zonas en las que en horas concretas los perros podrán ir sin correa, siempre que su propietario los vigile. El texto también regula el acceso de los animales de compañía al transporte público y a los establecimientos de concurrencia pública.

Así, en el espacio público, la ordenanza establece tres tipos de regulación: espacios cerrados, donde los perros podrán socializarse e ir desatados; espacios abiertos, principalmente parques y jardines, con horario limitado, donde los canes podrán ir sin correa en horas concretas (siempre que su amo vigile que no molesta al resto de vecinos), y espacios abiertos alejados de la ciudad, donde los perros podrán pasear sin correa y sin limitación horaria, siempre que no molesten a otros ciudadanos.

El texto también define los criterios para cuidar las colonias de gatos, que serán esterilizados y censados. Esta tarea se llevará a cabo a través de colaboraciones de voluntarios, que asimismo se ocuparán de alimentar a los felinos.

Con correa
Además, la norma regula el número de perros y gatos que pueden tenerse en casa, en función de las características de la vivienda para garantizar su bienestar.

El Ayuntamiento permitirá la presencia de perros en el transporte público municipal, siempre que vayan con correa, lleven el chip identificativo y estén censados (el propietario del can deberá mostrar la documentación y la acreditación municipal al conductor).

Este apartado de la ordenanza, la presencia de perros en el transporte público, despertó polémica. Fue en la audiencia ciudadana que se celebró después del pleno, en la que el colectivo de conductores de autobuses expresó su desacuerdo con el hecho de que los animales domésticos puedan subir al transporte público ya que, a su juicio, podrían generar problemas de convivencia.

Por otro lado, el pleno aprobó una moción que acuerda mejorar las áreas de juego infantil, siempre que sea posible, con la introducción de tierra de caucho, que es más segura para los críos.

Actualmente, la normativa especifica cuáles son los materiales que pueden ser usados como pavimento de seguridad en las áreas de juego infantil -como el caucho, el sauló y la arena-, de acuerdo con la zona y la altura de la caída del elemento de juego. El Ayuntamiento instalará caucho, si técnicamente es lo más recomendable, en las áreas de juego de nueva creación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook