Rubí

El mosso atropellado en Rubí despierta del coma y se recupera en el hospital

21.12.2016 | 04:21

El agente de los Mossos d'Esquadra que fue arrollado el pasado día 16 en Rubí cuando iba de paisano por un conductor que creyó ser víctima de un asalto ha despertado del coma que le indujeron, está consciente y se recupera con normalidad en el hospital.

Fuentes cercanas al caso explicaron que el mosso despertó el lunes por la noche, hablando y con ganas de dejar el centro sanitario y regresar a su casa, agradeciendo asimismo las muestras de apoyo recibidas.

El atropello se produjo el pasado viernes día 16 y suscitó malestar en el cuerpo, ya que el conductor, inicialmente detenido, fue puesto en libertad por la propia policía al constatar los investigadores que no era la persona a la que los mossos iban a detener, que no tenía antecedentes, que tenía domicilio conocido -es vecino de Rubí- y que sus explicaciones eran convincentes.

El pasado día 16, el mosso herido y su compañero, ambos agentes de paisano que llevaban una orden de detención por robos en farmacias, se identificaron ante el conductor, cuando sacaba su vehículo de un aparcamiento.

El conductor reaccionó embistiendo a uno de los agentes, que quedó encima del capó del coche y fue arrastrado durante varios metros.

El compañero del agente disparó contra el vehículo con su arma reglamentaria, con el fin de que el conductor se detuviera, aunque finalmente el conductor dio un giro de volante en una rotonda y el mosso que había quedado sujeto al capó cayó al suelo y se golpeó la cabeza, sufriendo heridas de gravedad.

El conductor detuvo el vehículo y se dirigió hacia otra patrulla que había en la zona, para explicar lo sucedido, y fue detenido, aunque fue puesto en libertad a las tres y media de la madrugada. A la mañana siguiente, compareció ante el juez, que lo dejó en libertad con cargos.

El juez mantiene imputado al conductor, de 47 años de edad, por los delitos de homicidio en grado de tentativa, lesiones y atentado a la autoridad, por los que le ha ordenado comparecer quincenalmente en el juzgado y le ha prohibido salir de España.

La decisión de los Mossos de dejar en libertad al conductor provocó un gran malestar en varios compañeros del agente herido, que esa misma tarde protagonizaron una concentración de protesta ante la comisaría de la policía catalana en Rubí.

Unas trescientas personas, entre agentes y familiares, se concentraron para exigir explicaciones a la cúpula de los Mossos d'Esquadra por haber dejado en libertad al hombre, antes de que pasara a disposición judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook