Rubí se convierte en Ciudad Amiga de la Infancia de Unicef

09.12.2016 | 18:14
Celebración del Día Universal de los Derechos de los Niños.

El comité español de Unicef ha otorgado a Rubí el sello que reconoce a la localidad como Ciudad Amiga de la Infancia, por lo que ha pasado a formar parte de una red de 170 municipios comprometidos en la promoción y aplicación de políticas municipales en favor de los derechos de los niños. De esta forma, Rubí se une a Sant Cugat, que es Ciudad Amiga de la Infancia desde 2012 y ahora acaba de renovar su adhesión.

El Ayuntamiento de Rubí, junto con otros 54 consistorios, recogió el sello de Ciudad Amiga de la Infancia (con una vigencia inicial de cuatro años) en el marco de un acto que se celebró el 15 de noviembre en Santander. Además de los municipios que recibieron el reconocimiento por primera vez, hubo 25 más que obtuvieron la renovación del sello, entre ellos Sant Cugat.

La alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez, expresó la satisfacción que acompaña al Consistorio por la concesión del sello, ya que evidencia el buen trabajo realizado en el ámbito de la atención a la infancia. "Desde el inicio del mandato, nos marcamos como uno de los principales objetivos la atención integral a la infancia. El sello de Unicef no hace más que recordarnos esta prioridad y animarnos a seguir diseñando políticas que tengan en cuenta a los niños y adolescentes. No nos relajaremos, seguiremos trabajando intensamente para seguir siendo merecedores de este reconocimiento", aseguró la alcaldesa.

Los sellos Ciudades Amigas de la Infancia se conceden cada dos años tras un proceso de evaluación a los municipios e instituciones que se presentan a la convocatoria de este programa.

Reconocimiento
El otorgamiento del reconocimiento se hace en función de cinco criterios: la aplicación y difusión de la Convención de los Derechos de la Infancia; una política sectorial y transversal dirigida a la infancia y la adolescencia, integral y continua; la participación de niños y adolescentes en la redacción de planes locales que les afecten; la realización de alianzas locales a favor de la infancia y la adolescencia, y la colaboración entre el gobierno local y Unicef mediante una comunicación directa.

Durante el proceso de evaluación de su candidatura, Rubí puso en valor todo el trabajo realizado en este ámbito en la ciudad: la conmemoración del Día de los Derechos del Niño; la elaboración de un plan local de atención a la infancia y adolescencia; los 15 años de historia del Consejo de los Niños; la existencia de un plan local de juventud y la gestación de un Consejo de la Juventud; su integración en la Red de Proyectos de Participación Infantil, y su representación en el Consell Nacional de Nens i Adolescents de Catalunya.

Respecto a Sant Cugat, los niños y jóvenes menores de 18 años representan casi el 25% de la población (el municipio tiene el índice de natalidad más alto de Catalunya y el segundo de España). El Ayuntamiento trabaja en una treintena de proyectos para niños y jóvenes o desarrollándolos conjuntamente con otras instituciones, entidades y asociaciones de Sant Cugat que tienen en sus objetivos el bienestar de la infancia y la adolescencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook