Vallès

Ofrendas, folklore y flete de autocares para celebrar la Diada

13.09.2016 | 04:20
Ofrenda floral en Viladecavalls, en la plaza de la Masia de Can Turu, situada en el núcleo urbano.
Ofrenda floral en Viladecavalls, en la plaza de la Masia de Can Turu, situada en el núcleo urbano.

La comarca vivió el domingo la Diada del Onze de Setembre con multitud de actos reivindicativos en defensa de la identidad de Catalunya. Ofrendas florales, actividades de cultura popular y tradicional catalanas, cenas populares, inauguraciones y flete de autocares desde los diferentes municipios para participar en la concentración de Barcelona fueron algunas de las propuestas que se llevaron a cabo. Además, muchas localidades iniciaron las celebraciones el sábado.

Así, en Viladecavalls la celebración se inició el sábado a última hora de la tarde en la plaza de la Masia de Can Turu con la izada de la senyera, la cantada del himno de Els Segadors, la lectura de textos conmemorativos y las ofrendas florales. A continuación, la terraza de la Escola de Música acogió una cena popular, mientras que el domingo por la mañana se llevó a cabo la tradicional subida al Turó del Ros, donde, como cada año, se renovó la senyera.

En Matadepera, el sábado por la tarde el Ayuntamiento y la Agrupació Sardanista La Mola inauguraron de forma conjunta el parque de Joaquim Serra i Corominas, dedicado al ilustre sardanista (Peralada, Alt Empordà, 4 de marzo de 1907 - Barcelona, 17 de noviembre de 1957). De hecho, con la inauguración de este parque, situado al lado de la Escola de Música, lo que en realidad se hizo fue restituir la figura de Joaquim Serra en el nomenclátor del municipio. El compositor de sardanas ya tenía una plaza con su nombre, pero ésta desapareció en 1995 cuando se hundió el antiguo pabellón municipal. Veintiséis años después, Joaquim Serra vuelve a tener un hueco en el callejero matadeperense dando nombre a este parque. Asimismo, desde Matadepera se fletaron seis autocares para acudir a la manifestación de Barcelona

Monolito
En Vacarisses hubo sardanas, canto coral, un baile del Esbart Dansaire y la inauguración en la plaza de Joan Bayà de un monolito en recuerdo de los hechos de Coll Cardús del 3 de septiembre de 1713, cuando el ejército catalán defendió las libertades de Catalunya.

En Ullastrell la celebración de la Diada consistió en una butifarrada popular, una marcha de antorchas y un correfoc, entre otras actividades, mientras que en Rubí y Sant Cugat no faltaron las tradicionales ofrendas florales, en las plazas del Onze de Setembre y Rafael Casanova, respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook