Viladecavalls

El municipio trabaja en un plan local de seguridad viaria

27.06.2016 | 04:20
Institut Viladecavalls, donde hace un tiempo se reubicó la parada de bus a un lugar más seguro.
Institut Viladecavalls, donde hace un tiempo se reubicó la parada de bus a un lugar más seguro.

El Ayuntamiento de Viladecavalls y el Servei Català del Trànsit (SCT) han establecido contactos para trabajar conjuntamente en la redacción de un plan local de seguridad viaria en el municipio. El objetivo pasa por establecer un marco de colaboración entre ambos organismos (que ya han firmado un convenio) para el desarrollo de determinadas acciones en materia de tráfico y seguridad viaria.

En concreto, el SCT elaborará una diagnosis, mediante la asistencia de un técnico especializado y con la supervisión de representantes políticos, técnicos y la Policía Local de Viladecavalls. A partir de esta radiografía de la movilidad en el municipio se elaborará un plan con diferentes actuaciones a desarrollar por el propio Ayuntamiento de Viladecavalls.

El plan de seguridad viaria recogerá medidas concretas, tanto correctoras como preventivas, para mejorar la seguridad viaria en la localidad vallesana. Así, el plan del Servei Català del Trànsit se centrará en detectar los puntos flacos para ayudar a reducir la siniestralidad en la red viaria urbana de Viladecavalls ya que, en base a este trabajo, se diseñarán medidas correctoras y preventivas.

Aprovechando la redacción del plan, el Consistorio ha solicitado específicamente el estudio de las zonas escolares y sus inmediaciones, como el Institut Viladecavalls y las escuelas Rosella y Roc Blanc, además de los puntos más conflictivos del municipio, como sus entradas y salidas, y la posibilidad de instalar reductores de velocidad en determinados puntos.

Parada de bus
El Institut Viladecavalls es uno de los puntos conflictivos en materia de movilidad. Por ello, independientemente del plan de seguridad viaria que está elaborando el SCT, el Ayuntamiento ya se puso manos a la obra para solucionarlo. Así, hace unos meses cambió la parada de bus situada al lado del instituto y la reubicó en un lugar más seguro. En concreto, la parada estaba en la rotonda del vial Sant Jordi y se trasladó a un espacio situado delante de la pista de básquet del Institut Viladecavalls, que era usado como zona de aparcamiento y estacionamiento de vehículos. En paralelo, se hizo una campaña de concienciación entre padres y alumnos para que en las horas de entrada y salida del centro de enseñanza haya más seguridad y civismo.

El cambio de parada se produjo tras un estudio de viabilidad de la concejalía de Movilidad, junto con las de Enseñanza, Obras y Servicios y Seguridad Ciudadana.

Así, se delimita una zona perfectamente señalizada para que el servicio de transporte interurbano, que presta TGO y afecta a las líneas M5 y M6, pueda realizar las paradas en un nuevo espacio reservado exclusivamente para este servicio, garantizando la seguridad de alumnos y usuarios del transporte.

El Consistorio ha actuado también en el entorno de la Escola Rosella (señalización, mejora del pavimento, reductores de velocidad) para optimizar la seguridad viaria.

El objetivo del plan local de seguridad viaria pasa por "crear una nueva cultura en aspectos como la conducción y la movilidad, además de trabajar para reducir la siniestralidad abordando actuaciones en los puntos flacos", explican fuentes municipales. Desde el Consistorio se sigue trabajando con la pretensión de construir y reorganizar el sistema de circulación para aumentar la seguridad viaria y reducir la siniestralidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook