Mayor vigilancia policial en las entradas de las urbanizaciones

09.05.2016 | 04:22
Un vehículo policial patrullando.
Un vehículo policial patrullando.

Hasta 166 controles policiales (conjuntos entre la Policía Local de Viladecavalls y los Mossos d'Esquadra o coordinados entre ambos cuerpos) se han llevado a cabo en lo que va de año en las entradas y salidas de las urbanizaciones del municipio para dar respuesta al repunte de robos registrado en diferentes sectores, con un total de 25 desde que se inició 2016.

Así lo explicaron ayer fuentes municipales, que narraron que el refuerzo de la vigilancia policial en las urbanizaciones de la localidad se inició en enero, después de que ese mes se produjesen doce robos en viviendas, un incremento en relación a meses anteriores que las fuentes calificaron de "extraordinario" para un municipio de las proporciones de Viladecavalls. Seis de esos robos ocurrieron durante la tarde-noche del 5 de enero, durante la cabalgata de los Reyes Magos, en los sectores de La Planassa y Can Corbera. El resto de asaltos de ese mes se repartieron entre Can Turu y Can Corbera.

La puesta en marcha de estos controles policiales (diarios, en diferentes horarios y en lugares distintos) dio sus frutos ya que en febrero la cifra de robos bajó a tres (uno en Can Turu y dos en La Planassa). Sin embargo, en marzo el número volvió a repuntar un poco, con cuatro entradas en viviendas (en Can Trias, La Planassa y Can Turu), y se incrementó todavía más en abril, con seis.

Dos organizaciones
Cuatro de los seis robos de abril se dieron en sólo dos días (28 y 29) en Can Turu y el núcleo urbano, lo que volvió a disparar las alarmas entre los cuerpos de seguridad, que a partir de este mes han vuelto a intensificar la vigilancia en las urbanizaciones. En lo que va de mayo no se ha registrado ningún asalto en viviendas.

Las investigaciones han logrado el desmantelamiento en estos cuatro primeros meses del año de dos organizaciones criminales vinculadas a robos en el municipio.

En el desmantelamiento de una de las bandas fue crucial la actuación de la Policía Local de Viladecavalls, que el pasado 24 de marzo detuvo a dos individuos, de nacionalidad chilena, que intentaban asaltar una casa en La Planassa.

Cuando los agentes, que fueron alertados por un vecino, llegaron a la vivienda encontraron a los dos ladrones huyendo de la casa, y esa misma tarde lograron detenerlos. La organización a la que pertenecían los arrestados había actuado también en Sant Joan de Vilatorrada y Navarcles.

El otro grupo criminal desmantelado por la policía catalana vinculado a robos en el municipio también había actuado en Vacarisses y Monistrol, entre otras poblaciones del entorno, confirmaron fuentes municipales, que destacaron la "buena colaboración" entre los Mossos d'Esquadra y la Policía Local de Viladecavalls.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas