Vallès

Plan piloto para poner coto a los jabalíes

30.04.2016 | 04:23
Desde la izquierda, Jordi Padrós, Jordi Ballart, Mireia Solsona y Manel López-Béjar, ayer.
Desde la izquierda, Jordi Padrós, Jordi Ballart, Mireia Solsona y Manel López-Béjar, ayer.

La Diputació, la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y los municipios de Matadepera, Vacarisses, Terrassa y Sant Cugat pondrán en marcha después del verano una prueba piloto para controlar la fertilidad de los jabalíes en las zonas periurbanas y urbanas de estas localidades con el objetivo de disminuir su presencia en estas zonas. El proyecto, que fue presentado ayer en el Casal de Cultura de Matadepera, es pionero en toda Europa, tiene una duración de cuatro años y permitirá estudiar la viabilidad y efectividad de una vacuna inmunocontraceptiva en la población de jabalíes.

La prueba piloto se llevará a cabo sobre una población de entre 50 y cien jabalíes jóvenes (principalmente hembras, pero también machos) que estén a punto de entrar en la pubertad con la finalidad de impedir que se reproduzcan. Para ello, a finales de agoto se dará caza a esta muestra de cerdos salvajes, se les inyectará la vacuna, se les insertará un chip de seguimiento y se les marcará para tenerlos identificados y analizar luego el efecto en cada ejemplar.

Deseo sexual
El proyecto fue presentado ayer en rueda de prensa por el coordinador de Espacios Naturales de la Diputació de Barcelona, Jordi Padrós; los alcaldes de Matadepera y Terrassa, Mireia Solsona y Jordi Ballart, respectivamente, y el profesor del departamento de Sanidad y Anatomía Animal de la UAB Manel López-Béjar, quien lidera el Grupo de Investigación sobre Infertilidad de esta universidad, el cual coordina el estudio científico del proyecto.

El presupuesto para este primer año de la prueba piloto es de unos 51 mil euros. De esa cifra, 35 mil los aporta la Diputació y los 16 mil restantes los cuatro ayuntamientos implicados, a razón de cuatro mil euros cada uno de ellos.

"Esta vacuna evita la producción de las hormonas que regulan la función reproductora, reduciendo así su deseo sexual evitando también que procreen", explicó López-Béjar. "El jabalí -prosiguió- seguirá comportándose de igual manera ya que la vacuna no influirá en su comportamiento, porque sólo crea anticuerpos a través de una sustancia propia del animal".

Las administraciones implicadas han decidido impulsar la iniciativa por su preocupación ante el aumento de jabalíes en las zonas urbanas y periurbanas, áreas con categoría de zonas de seguridad donde no se puede cazar y donde estos animales encuentran refugio y alimento con relativa facilidad (en algunos casos, más de los deseados, con la complicidad de las personas). El objetivo, por tanto, responde a la necesidad de poner freno al ritmo de reproducción que están logrando los jabalíes en estos lugares, provocando incidentes y situaciones embarazosas.

Al respecto, Ballart señaló que en lo que va de año Terrassa ha registrado trece incidencias relacionadas con jabalíes (en Matadepera llevan contabilizadas siete este 2016, apuntó Solsona). "Cada vez es más frecuente verlos en zonas urbanas. Es un tema que inquieta y preocupa a la ciudadanía, por lo que esta medida alternativa puede ser un buen complemento a las batidas", explicó el alcalde terrassense.

Padrós dejó claro que se trata de "una solución más" para disminuir la presencia de jabalíes en los entornos de las poblaciones y apuntó que solo en el Parque Natural de Sant Llorenç, donde se ubican la mayoría de los municipios participantes en el proyecto, se han contabilizado entre cinco y seis ejemplares por cada cien hectáreas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas