Vallès

Drones para reponer cable eléctrico en el Parc de Sant Llorenç

13.04.2016 | 04:23
Técnicos de Endesa manipulan el dron antes de levantar el vuelo, ayer en el Parc Natural de Sant Llorenç, dentro del término de Rellinars.
Técnicos de Endesa manipulan el dron antes de levantar el vuelo, ayer en el Parc Natural de Sant Llorenç, dentro del término de Rellinars.

Aprovechar las nuevas tecnologías para minimizar lo máximo posible el impacto ambiental es lo que ha hecho Endesa en unas obras de reposición de cableado eléctrico en el Parc Natural de Sant Llorenç. Para ello, la compañía eléctrica ha utilizado drones, en lo que ha sido una experiencia innovadora en Catalunya con resultados muy alentadores.

El uso de drones por parte de Endesa en el Parc Natural de Sant Llorenç se ha enmarcado en unas obras de reposición de cableado aéreo de una línea de alta tensión que va desde Manresa (Bages) hasta Terrassa (Vallès Occidental), con una longitud total de 20,6 km y una inversión de 247 mil euros. Un tramo de 8,7 km del cableado renovado transcurre dentro de los límites del Parc Natural de Sant Llorenç y en ese espacio es donde se han utilizado los drones.

Su función ha consistido en marcar el camino, mediante un hilo de nylon, que debían seguir posteriormente los cables eléctricos entre una torre y otra. Esta técnica innovadora, cuya aplicación ha sido un éxito, ha permitido realizar las tareas habituales de tendido de cables sin necesidad de recurrir a los métodos tradicionales, que son dos. O bien con el uso de un helicóptero -siempre que la orografía lo permita- o de manera manuel, abriendo los operarios camino en la zona boscosa entre una torre y otra (utilizando maquinaria pesada, talando árboles...). Con el primer método se produce un importante impacto ambiental sobre la avifauna y con el segundo, sobre las áreas forestales. El uso de drones para efectuar estas tareas ha reducido al máximo estos impactos, lo que pone de relieve las enormes ventajas de utilizar esta tecnología en zonas boscosas, y más en un espacio protegido como es el Parc Natural de Sant Llorenç.

Vegatación y fauna
Todo ello lo explicaron ayer responsables de Endesa, acompañado por el director del Parc Natural, Àngel Miño, en una demostración con un dron que realizaron para los medios al pie de una de las torres del parque cuyo cableado ha sido renovado, dentro del término municipal de Rellinars. El responsable de la gestión de líneas de alta tensión de Endesa en el Vallès, Manuel García, dijo que el uso de drones "prácticamente no tiene impacto ambiental en el territorio y resuelve problemas técnicos" que pueden presentarse con la fórmula tradicional.

Tras el éxito de la experiencia en el Parc Natural, donde es la primera vez que se utilizan drones para el tendido eléctrico, García afirmó que "Endesa abre la posibilidad de utilizar esta tecnología en otros parques naturales", con el objetivo de reducir al máximo el impacto ambiental sobre el terreno y la fauna.

Àngel Miño, por su lado, dio la bienvenida al uso de drones en el parque por parte de Endesa porque "a la hora de trabajar con máquinas, cuanto más ligeras sean, mucho mejor para evitar el impacto en la vegetación y reducirlo al máximo en la avifauna". Miño recordó que la iniciativa de emplear drones ha surgido de Endesa, aunque "nosotros -matizó- siempre que alguna empresa tiene que realizar una intervención en el parque le pedimos que lo haga con el mínimo impacto sobre el territorio".

Los drones que ha utilizado Endesa para estas obras -a través de una empresa externa- se pueden teledirigir a unos tres kilómetros o más de distancia y son capaces de elevarse y aterrizar solos mediante la propulsión eléctrica, así como de mantener la posición y la altura automáticamente gracias a un GPS y a un control barométrico de altura. Como medida de seguridad, incorporan un sistema que, en caso de pérdida de señal, permite que vuelvan a su punto de partida.

Estas aeronaves teledirigidas pesan entre dos y cuatro kilos y una vez desplegadas alcanzan los 75 cm de longitud. Pueden además equiparse con diferentes dispositivos, como cámaras de alta resolución estabilizadas giroscópicamente para medir, mantener o cambiar la orientación. Estas cámaras son muy estables y permiten captar imágenes de las líneas eléctricas, especialmente en zonas con accesos complicados, y sin tener que interrumpir el servicio a los clientes.

Endesa lleva tiempo usando drones porque agilizan las inspecciones al detalle de elementos del cableado aéreo, ya que no se tiene que programar un corte del suministro para que los técnicos suban a los soportes y examinen la infraestructura. La compañía también ha comenzado a usarlos para verificar la amplitud de los corredores y caminos de seguridad que hay debajo y al lado de las líneas y que actúan como cortafuegos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook