Sant Cugat

La masía Can Quitèria será un centro de referencia del arte textil

07.04.2016 | 04:21
Visita de obras a la masía Can Quitèria de los concejales Carmela Fortuny y Damià Calvet.
Visita de obras a la masía Can Quitèria de los concejales Carmela Fortuny y Damià Calvet.

El Ayuntamiento de Sant Cugat ha iniciado las obras de rehabilitación de la masía Can Quitèria, el primer paso para reconvertir el edifico en el Centre-Grau Garriga d'Art Tèxtil. La reforma de la emblemática masía, situada en el centro de la ciudad, cuenta con un presupuesto de casi 614 mil euros. Los trabajos se prolongarán durante doce meses y han sido adjudicados a la empresa Urcotex Inmobiliaria.

Las obras consistirán en sanear la estructura del inmueble para que más adelante se puedan llevar a cabo los trabajos definitivos de museización y adecuación de la masía como espacio cultural.

Su ubicación en el centro de la ciudad y su configuración espacial hacen que Can Quitèria se dibuje como un proyecto ambicioso que quiere convertir el edificio en el centro de referencia en Catalunya del arte del tapiz, con la voluntad de poner en valor la Escola Catalana del Tapís y la figura del artista local de reconocimiento internacional Josep Grau-Garriga.

Iluminación natural
Paralelamente a los trabajos de rehabilitación, el Ayuntamiento trabaja con los agentes implicados una propuesta para diseñar el nuevo plan funcional que tendrá el edificio y que contemplará espacios de exposición y polivalentes relacionados con el arte textil.

La configuración interior propuesta en el proyecto, liderado por el arquitecto Xavier Guitar, engloba la planta baja, dos plantas y el tragaluz de la cubierta, y destina gran parte de sus 600 metros cuadrados de superficie a espacios de exposición (proporcionados y con iluminación natural). También reservan espacios para funciones de administración, lavabos e instalaciones. La rehabilitación conservará la escalera de vuelta catalana y se incorporará un ascensor.

La teniente de alcalde de Cultura, Conocimiento y Promoción de la Ciudad, Carmela Fortuny, y el teniente de alcalde de Urbanismo, Movilidad y Vivienda, Damià Calvet, visitaron esta semana las obras, que se iniciaron el 29 de marzo.

Fortuny destacó que Can Quitèria "forma parte del patrimonio de la ciudad , por lo que el Consistorio quiere preservar este edificio emblemático". "Paralelamente -añadió- también estamos en pleno proceso de reflexión para convertir Can Quitèria en un espacio de recuperación de la Escola Catalana del Tapís y que ponga en valor la figura de Grau-Garriga".

Calvet dijo que "ahora es el momento de poner en valor este edificio, para preservar todos los elementos arquitectónicos, patrimoniales e históricos, y más adelante será necesario museizar el espacio. "Queremos -concluyó- que recupere su esplendor y vuelva a formar parte del paisaje de Sant Cugat''.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook