Rubí

El ejecutivo desea tener un nuevo plan urbanístico esta legislatura

16.03.2016 | 04:21
Plenario municipal del Ayuntamiento de Rubí.
Plenario municipal del Ayuntamiento de Rubí.

El ejecutivo local liderado por la alcaldesa Ana María Martínez (PSC), que gobierna en minoría, ha elaborado el plan de mandato del Ayuntamiento de Rubí para el periodo 2015-2019, en el que se plasman las líneas básicas que regirán su gestión hasta el final de la legislatura.

El documento, que ya está a disposición de la ciudadanía a través de la web municipal, marca la estrategia y las actuaciones políticas prioritarias, así como una serie de compromisos que adopta la administración local con todos los rubinenses.

El plan, de treinta páginas, se abre con un decálogo que sintetiza los compromisos del gobierno local en diez puntos. Algunos de ellos son la defensa de las personas y sus derechos, con especial atención a la protección social de los más desfavorecidos; la creación de empleo, adecuación de los polígonos industriales e impulso de la competitividad de las empresas, y la lucha para detener los desahucios y fomento del alquiler social.

Esta declaración de principios del equipo de gobierno hace referencia también a la mejora del espacio urbano y su limpieza y mantenimiento, con la complicidad de las asociaciones de vecinos, y la implantación de una movilidad sostenible.

Modelo de ciudad
La igualdad de oportunidades y el respeto a la diversidad; el compromiso con una educación y una sanidad universales y de calidad, y el fomento de políticas juveniles centradas en el ocio, el empleo, la formación y el acceso a la vivienda de este colectivo son otros de los compromisos plasmados por el ejecutivo local en su plan de mandato.

En estos cuatro años de legislatura, el ejecutivo también quiere potenciar el comercio de proximidad e incidir en el apoyo a las entidades culturales y deportivas y en la promoción del deporte y la cultura. Y todo ello con una voluntad de transparencia, gestión eficiente y diálogo.

A continuación, en el plan se explican la misión, la visión y los valores de la corporación, así como el modelo de ciudad defendido por el equipo de gobierno. En este documento también se enumeran y desarrollan las cuatro líneas de trabajo prioritarias del ejecutivo local: proximidad y transparencia; atención a las personas; empleo y reactivación económica y calidad del espacio público.

Esta hoja de ruta para el presente mandato se completa con la decena de proyectos estratégicos que se derivan de estas cuatro líneas de trabajo.

Uno de los proyectos estrella que quiere aprobar el equipo de gobierno a lo largo de este mandato es el nuevo Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM), para lo que necesitará de la complicidad de parte de la oposición ya que gobierna en franca minoría - seis concejales de los 25 que conforman el plenario-. De hecho, en el plan de mandato, el ejecutivo apela a "la cultura del pacto y el acuerdo" para sacar adelante un nuevo POUM "actualizado y adecuado a la realidad de la ciudad", la cual "ha dejado pasar muchas oportunidades por no tener un planeamiento ajustado", advierte el documento.

A vueltas con el nuevo POUM, en el plan de mandato, el ejecutivo apuesta por una renovación urbana sin ocupar más espacio, y por la conservación de espacios y zonas verdes que constituyen parte del patrimonio de la ciudad y que es necesario preservar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook