Viladecavalls

La Iglesia de la Cienciología quiere instalarse en el municipio

29.02.2016 | 04:23
Castillo de Sant Miquel de Guanteres, donde podría instalarse la iglesia de la Cienciología.
Castillo de Sant Miquel de Guanteres, donde podría instalarse la iglesia de la Cienciología.

El castillo de Sant Miquel de Guanteres -que antiguamente albergó un restaurante (cesó su actividad hace unos cuatro años) y un hotel (que no estaba legalizado)- podría convertirse en la sede central de Catalunya de la Iglesia de la Cienciología. Al menos, el castillo es uno de los espacios por el que se ha interesado la organización, declaró a La Vanguardia Iván Arjona, presidente en España de esta iglesia nacida en 1953 en Estados Unidos.

Fuentes próximas al propietario de la finca confirmaron ayer que el espacio está en venta y que "han venido a verlo varias personas". Las mismas fuentes señalaron que ahora "hay un posible comprador interesado, aunque no hay nada cerrado". Ese "posible comprador" en ningún momento se ha identificado como un representante de la Iglesia de la Cienciología, señalan las fuentes, que reiteran el interés que tiene por adquirir el espacio.

Este interés es tan palpario que ese intermediario está llevando a cabo gestiones para "ayudar" al propietario, que ahora tiene 85 años, a "resolver algunos problemas" que de momento impiden que se pueda realizar la venta.

Uno hace referencia a "un engaño" del que el propietario fue víctima por parte de un comprador potencial, y otro a la situación de irregularidad en que se encuentra la finca a causa de unas obras realizadas en el pasado para asemejar el edificio (originariamente una antigua masía del siglo XVIII) a un castillo, unas obras que no están legalizadas, explican las mismas fuentes. Y añaden que "cuando se resuelvan todos esos problemas, se negociará la venta" de la propiedad.

Situación urbanística
De hecho, el interés de la Iglesia de la Cienciología por la finca se remonta a unos meses atrás. Y prueba de ellos es que hace algo más de un mes representantes de esta iglesia se reunieron en el Ayuntamiento de Viladecavalls con el arquitecto municipal, al que expresaron su interés por adquirir la finca y al que solicitaron información sobre su situación urbanística. Sobre esa visita, la alcaldesa, Cesca Berenguer, explicó ayer que en ningún momento se identificaron como representantes de la Iglesia de la Cienciología, sino "de una asociación cultural y social de ámbito internacional" que buscaba un espacio para llevar a cabo "reuniones y cursos sobre temas muy diversos".

En cualquier caso, Berenguer admite que se trata de representantes de la Iglesia de la Cienciología, con los que el Ayuntamiento volverá a reunirse entre este mes y el próximo para intentar desencallar la situación de irregularidad en que se encuentra la propiedad a nivel urbanístico. "En su momento nos dijeron que se harían cargo de todo", señaló ayer Berenguer, quien desveló que, según sus informaciones, las negociaciones con el propietario de la finca para su compra "están muy avanzadas".

Sobre la conveniencia de que la Iglesia de la Cienciología se instale en el municipio, la alcaldesa declaró que no ve "ningún problema mientras cumpla la legalidad" y añadió que "si va a ser una actividad que dé nombre a Viladecavalls, pues mejor".

La masía de Sant Miquel de Guanteres (reconvertida en castillo) es un caserío del siglo XVIII que cuenta con un terreno de cinco mil metros cuadrados lleno de setos, jardines y caminos en aparente buen estado, y que está muy cerca del bosque y de la estación de Renfe de Sant Miquel de Guanteres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook