Rellinars

El Ayuntamiento congela los impuestos y las tasas para 2016

15.11.2015 | 20:39
Los vecinos de Rellinars seguirán pagando en 2016 los mismos impuestos que este año.
Los vecinos de Rellinars seguirán pagando en 2016 los mismos impuestos que este año.

Apenas treinta minutos duró el pleno extraordinario celebrado el miércoles por el Ayuntamiento de Rellinars sobre las ordenanzas fiscales y el calendario de pago de los tributos para el próximo año, cuya aprobación inicial salió adelante por unanimidad. La propuesta del equipo de gobierno -formado por ERC y la edil no adscrita Maria Lluïsa Ponce, que entró en el ejecutivo tras desertar del grupo de CiU- contempla la congelación de todos los impuestos y precios públicos para 2016.

De esta forma, la novedad más destacada hace referencia al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) ya que el próximo año dejará de aplicarse el recargo del 0,06% del tipo de gravamen aprobado por el Gobierno del PP en 2011 para los inmuebles con mayor valor catastral. Este recargo se ha aplicado durante los años 2013, 2014 y 2015. El hecho de que deje de aplicarse ese gravamen supondrá, por tanto, una rebaja efectiva en el recibo del IBI para los inmuebles que estaban afectados por la medida.

Respecto a las bonificaciones contempladas en las ordenanzas fiscales, la única novedad es que aumenta de un 10% a un 25% la bonificación vinculada con el compostaje y el reciclaje.

La portavoz municipal de CiU, Eva Salvador, ejerció de oposición en solitario ya que su grupo aún no ha designado al segundo concejal que la acompañará en el mandato, mientras que el edil de ICV tampoco acudió. Salvador votó a favor de las ordenanzas fiscales después de que el equipo de gobierno aceptase incorporar al texto dos enmiendas suyas. Una hace referencia a la gestión de residuos, en concreto a una tasa de 240 euros dirigida a los locales inactivos, que se elimina a petición de CiU. La otra enmienda está relacionada con el uso del escudo del municipio por parte de las entidades sin ánimo de lucro, que tenían que pagar una tasa por utilizarlo. La cuota salta de las ordenanzas también a petición de la portavoz de CiU.

El del miércoles fue un pleno atípico. La razón: de los tres concejales que forman la oposición, dos de CiU (tres antes de la salida de la edil tránsfuga) y uno de ICV, sólo acudió uno: Eva Salvador, que ejerció desde la oposición en solitario. El representante de Iniciativa, Rubén Lázaro, se ausentó al encontrarse de viaje, mientras que el segundo concejal de CiU todavía no ha tomado posesión del cargo.

En el pleno anterior de octubre Salvador también apareció sola. Fue en el que se oficializó la entrada en el equipo de gobierno de la concejal tránsfuga de CiU Maria Lluïsa Ponce. En aquel momento, CiU ofreció una imagen poco sólida, que no mejoró en el pleno del miércoles, con Salvador ejerciendo también en solitario. La concejal afirmó ayer que en el pleno de diciembre ya estará por fin acompañada por el edil que le falta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook