Vacarisses

El ejecutivo ridiculiza al Rey con una minifoto en la sala de plenos

04.11.2015 | 08:04
La foto del Rey Felipe VI y la del presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas.
La foto del Rey Felipe VI y la del presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas.

A la batalla de las banderas le sigue ahora en Vacarisses la batalla de las imágenes, todo ello enmarcado en la gran guerra de los símbolos que desde hace meses vive el municipio, en concreto, su Ayuntamiento. Sólo así se explica la última actuación en este ámbito llevada a cabo por el alcalde, Toni Masana (ERC), quien recientemente y por requerimiento de la delegación del Gobierno tuvo que reponer en la sala de plenos la fotografía del Rey Felipe VI, después de unos meses ausente (como ya hiciese anteriormente con la bandera española en la fachada del Ayuntamiento).

En principio, se repuso la imagen del Rey con idénticas dimensiones a la del presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, pero desde hace unos días luce una nueva fotografía del Monarca (vestido de militar) muy diminuta, tanto que queda ridícula.

"Hemos decidido poner un minirey, eso sí, vestido de militar. No nos olvidamos quién manda y a quienes representa", escribió el alcalde en su cuenta twitter tras colocar la nueva foto. Masana, que también preside la ejecutiva comarcal de ERC, explicó ayer que "nos obligan a poner la foto (del Rey) y hemos colocado la que hemos creído oportuna". Y añadió que "hemos mirado qué dice la ley sobre cómo tiene que ser la foto y en ningún lado se especifica el tamaño que debe tener".

La idea de colocar una imagen del Rey Felipe VI en la sala de plenos con un tamaño inferior a la del presidente de la Generalitat fue un acuerdo del equipo de gobierno, formado por ERC, PSC, y Movem Vacarisses (ICV y Podemos). Sin embargo, los socialistas se han desmarcado del resultado final.

Instituciones
"Esa cierto que se acordó poner una foto del Rey más pequeña, pero no nos esperábamos esto, por lo que nos desmarcamos del resultado final", afirmó ayer la segunda teniente de alcalde, la socialista Laura Sánchez. La portavoz municipal del PSC calificó de "poco respetuosa e infantil" la decisión tomada sobre el tamaño de la foto. "Nosotros -afirmó Sánchez- no estamos de acuerdo con esa foto porque no estamos de acuerdo con hacer el ridículo de esta manera". Y añadió "No nos gusta ridiculizar a las instituciones porque, nos gusten o no, hay que ser respetuosos con ellas".

El principal partido de la oposición, UIPV, calificó de "absurdo" el tamaño de la fotografía, en boca de su portavoz, Salvador Boada, quien declaró conciso: "Que hagan lo que quieran. No entraremos en esto porque hay cosas más importantes". Desde la agrupación local del PP, ahora sin representación municipal, su presidente, Mariano Méndez, se mostró indignado y afirmó que "buscan ridiculizar al Rey, cuando en realidad son ellos los que están haciendo el ridículo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook