Viladecavalls

El pleno municipal acuerda por unanimidad congelar los impuestos para 2016

31.10.2015 | 08:20
Pleno municipal del Ayuntamiento de Viladecavalls sobre ordenanzas fiscales.
Pleno municipal del Ayuntamiento de Viladecavalls sobre ordenanzas fiscales.

El nuevo escenario político en Viladecavalls surgido tras las elecciones municipales, donde CiU gobierna en minoría, ha abierto la puerta a una mejor sintonía entre el equipo de gobierno, que estrenó el mandato con un llamamiento al entendimiento entre todos los grupos, y la oposición (ERC, Fem Viladecavalls, PSC y C's), sabedora de que juega un papel más decisivo que en legislaturas anteriores.

Prueba de esta nueva forma de hacer política -en apariencia menos beligerante y más proclive a llegar a acuerdos- fue el pleno celebrado el jueves, en el que la aprobación inicial de las ordenanzas fiscales para 2016 (se congelan todos los impuestos) salió adelante por unanimidad.

La oposición en bloque dio su apoyo a la propuesta del ejecutivo de los tributos y tasas municipales para el próximo año después de que éste se comprometiese a elaborar una normativa que regule las ayudas municipales que se vehiculan a través de los Servicios Sociales, una petición formulada por Fem Viladecavalls (que agrupa a ICV y el grupo independiente Acord per Viladecavalls) y que había sido bien vista por el resto de grupos municipales.

Compromiso "firme"
"Valoramos de forma positiva que el equipo de gobierno se haya comprometido a incluir nuestra propuesta de crear un reglamento de ayudas económicas (municipales), propuesta que estaba incluida en nuestro programa electoral, y por eso nuestro voto a la ordenanzas fiscales será favorable", anunció el ecosocialista Carles Rodríguez en el pleno.

La portavoz de ERC, Glòria Ullés, afirmó que "aunque siempre nos solemos abstener en el tema de las ordenanzas, esta vez votaremos a favor al recoger el equipo de gobierno la propuesta de Fem Viladecavalls", que los republicanos encuentran muy acertada.

La alcaldesa, Cesca Berenguer, calificó de "firme" el compromiso adquirido por el ejecutivo de crear una normativa que regule las ayudas sociales ya que se trata de "un tema lo suficientemente importante", añadió. La primera edil explicó que ahora es momento de dejar el tema en manos de los técnicos municipales para que desarrollen la nueva normativa con el fin de introducir la tarifación social en sus ordenanzas fiscales. En cualquier caso, la intención es aprobar el nuevo reglamento "a lo largo de 2016", señaló la alcaldesa.

La piscina municipal, más cara
Respecto a las ordenanzas fiscales para el próximo año, se aprobó congelas todos los tributos. Así, el tipo impositivo del IBI se mantiene en el 0,578, como este año. Además, se da continuidad a las bonificaciones que había vigentes. Respecto a los precios públicos, se incrementa la tasa de recogida de animales para "adaptarla a los precios reales" del servicio, dijo Berenguer, y el precio de la entrada y los bonos de la piscina municipal de Can Trias, que no se han tocado desde hace cinco años en un equipamiento que es "deficitario", advirtió la alcaldesa.

El pleno aprobó además tres mociones: una pidiendo la nulidad del juicio que llevó al fusilamiento del presidente de la Generalitat Lluís Companys, coincidiendo con el 75º. aniversario de su muerte; otra reclamando a la Generalitat que garantice las becas comedor a los niños en situación de vulnerabilidad y una tercera de apoyo a la propuesta de UGT de crear la prestación "garantía +55".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook