Rubí

Cárcel por el atropello mortal de una rubinense en Inglaterra

23.10.2015 | 04:23

David Puryer, de 24 años, y Oliver Enstone, de 27, fueron condenados el miércoles en la ciudad inglesa de Reading a cuatro años y ocho meses de cárcel cada uno por la muerte de la rubinense Irene Rodríguez Caballero y por causar heridas graves a su novio, Jonatan Bosque, informó ayer El Periódico. La pareja fue arrollada por el vehículo que conducía Puryer cuando este y Enstone realizaban una carrera ilegal a gran velocidad (llegaron a alcanzar los 140 km/h) por algunas de las calles más transitadas de la ciudad en la noche del pasado 27 de diciembre.

Irene, de 36 años, sufrió heridas gravísimas cuando Puryer perdió el control de su coche, se salió del asfalto y, ya en la acera, la empotró contra un muro. Dos días después, sin haber recobrado el conocimiento, murió en el hospital en el que fue ingresada. Jonatan, con fracturas en el cráneo y las dos piernas, pasó un mes hospitalizado y aún está pendiente de una nueva operación.

Los dos condenados deberán pasar en la cárcel al menos la mitad de la pena. Además, se les ha retirado el permiso de conducir durante siete años y cuatro meses. Los coches de ambos, involucrados en el accidente, serán desguazados.

Cinco meses
Una decena de familiares de Irene y su abogada volaron el lunes a Reading para asistir al juicio el martes. La familia rubinense había reivindicado en numerosas ocasiones que se hiciese justicia y que los responsables de la muerte de su hija pagasen el daño causado.

La joven rubinense solo llevaba cinco meses en Inglaterra cuando perdió la vida. Había llegado siguiendo a su novio, con el que llevaba tres años. Había encontrado trabajo y aprendía inglés. Los dos estaban muy enamorados y empezaban a hablar de tener niños, hasta que dos conductores temerarios segaron la vida de Irene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook