Sant Cugat

El equipo de gobierno propone rebajar el IBI un 2,2 por ciento en 2016

21.10.2015 | 04:22
El Ayuntamiento de Sant Cugat quiere aprobar las ordenanzas fiscales de forma definitiva en diciembre.
El Ayuntamiento de Sant Cugat quiere aprobar las ordenanzas fiscales de forma definitiva en diciembre.

El pleno municipal de Sant Cugat, celebrado el lunes, aprobó inicialmente la propuesta de ordenanzas fiscales para el próximo año. La propuesta del equipo de gobierno pasa por rebajar el recibo del IBI un 2,2% de media y congelar el resto de impuestos y tasas. La aprobación inicial de las ordenanzas salió adelante con los votos a favor del equipo de gobierno (CiU), en contra del PP y la abstención de la CUP, C's, ERC, ICV-EA y PSC. Ahora se abre el periodo de exposición pública para recoger nuevas propuestas que permitan aprobar definitivamente las ordenanzas fiscales en el pleno de diciembre.

La propuesta de ordenanzas fiscales prevé mantener e intensificar la rebaja de la presión fiscal a la ciudadanía y las empresas iniciada ya en los últimos ejercicios. Al respecto, hay que recordar que el pasado julio el pleno municipal acordó instar la aplicación de un coeficiente previsto por la ley de reducción de los valores catastrales para 2016. Este hecho implica que la base imponible de los dos principales impuestos locales, el IBI y la plusvalía, se reducirá en un 18%.

Así, respecto al IBI, el Ayuntamiento gana margen de maniobra ya que el tipo impositivo estaba prácticamente al mínimo de lo que marca la ley. En este escenario, el equipo de gobierno propone adecuar el tipo impositivo para compensar parcialmente la reducción de la base imponible planteando un nuevo tipo impositivo del 0,513%, que comportará una reducción media de los recibos del 2,16%. Con esta rebaja, el Consistorio dejará de recaudar un millón de euros por este impuesto.

El IBI mantiene las bonificaciones y exenciones de los últimos años, pero para 2016 se incorpora la novedad de que las familias numerosas no será necesario que cursen la solicitud anual de la bonificación, ya que será un trámite que el Ayuntamiento aplicará automáticamente.

En referencia a la plusvalía, la propuesta del ejecutivo local es mantener los tipos, con lo que se asegura una reducción del 18% en todas la operaciones a partir del 1 de enero de 2016.

En términos generales, y más allá del IBI y la plusvalía, la propuesta del equipo de gobierno prevé congelar el resto de tasas e impuestos para el próximo año.

A diferencia del mandato pasado, el ejecutivo local necesita apoyos desde la oposición para aprobar las cuentas municipales porque ya no tiene mayoría absoluta. Ahora, por tanto, se abre un periodo de negociación entre el equipo de gobierno y los partidos de la oposición sobre las ordenanzas fiscales.

Mociones
El pleno también aprobó una moción de apoyo a la propuesta impulsada por UGT de Catalunya "Garantía +55", consistente en crear una prestación económica igual al salario mínimo interprofesional vigente para las personas de más de 55 años que se encuentren en paro, tengan cotizados un mínimo de 15 años y hayan agotado la prestación por desempleo.

El plenario aprobó además una moción de apoyo al presidente en funciones del Govern, Artur Mas; la exvicepresidenta Joana Ortega y la consellera en funciones Irene Rigau, imputados por la consulta alternativa del 9N. El texto, que salió adelante con los votos a favor de CiU, CUP, ERC, ICV-EA y en contra de PP y C's, denuncia "la escasa calidad democrática del Estado español por hacer un uso partidista de las instituciones judiciales y emitir juicios políticos contra representantes electos por impulsar procesos democráticos''.

LA CIFRA
Un millón. Es lo que dejará de ingresar el Ayuntamiento el próximo año con la rebaja del IBI.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook