Rubí

Plan de choque integral contra la suciedad

19.09.2015 | 04:23
El Ayuntamiento de Rubí impulsa desde esta semana una campaña integral de limpieza.
El Ayuntamiento de Rubí impulsa desde esta semana una campaña integral de limpieza.

El Ayuntamiento de Rubí ha puesto en marcha esta semana un plan de choque con el objetivo de poner la ciudad al día en el ámbito de la limpieza viaria. Este conjunto de actuaciones extraordinarias, que tienen un coste de 170.000 euros, se llevarán a cabo tanto en el casco urbano como en las urbanizaciones y los polígonos industriales. Es una iniciativa que persigue cambiar la imagen de algunos espacios de la ciudad e incidir sobre uno de los aspectos que más preocupa en general a sus habitantes. Durante los próximos dos meses, un equipo contratado especialmente para llevar a cabo este proyecto limpiará a fondo todo Rubí.

El plan contempla tres ámbitos de actuación: el núcleo urbano, en el que se limpiarán las calles con agua a presión, con la ayuda de varias barredoras; a las urbanizaciones se limpiarán a fondo los viales, márgenes y solares municipales; y los polígonos industriales se realizará un trabajo de refuerzo de limpieza manual, básicamente centrado en los márgenes y los rincones de los viales. Tanto en las urbanizaciones como a los polígonos, también se llevarán a cabo pequeñas acciones complementarias para mejorar la percepción global de la limpieza de las calles en los que se ha actuado.

Medidas extraordinarias
Paralelamente, el plan de choque también incorpora una mejora en la visualización de la imagen de los contenedores de recogida de basuras. Así, se renovarán aquellos adhesivos y rotulaciones de los contenedores que, con el paso del tiempo, se han ido degradando.

Aparte de la maquinaria prevista en el contrato de la limpieza viaria de la ciudad, para llevar a cabo este plan de choque se han adoptado medidas extraordinarias: se han alquilado tres barredoras (una dual de dos perchas, una de aspiración y otra con tercer brazo) y cinco furgonetas de caja abierta. Una quincena de operarios más, aparte del personal adscrito al contrato de la limpieza viaria, trabajarán excepcionalmente para ejecutar estas acciones.

"Pensamos que los rubinenses necesitan, merecen y deben tener una ciudad limpia, con calles y plazas dignas. Esta es una de nuestras prioridades, fruto de una demanda ciudadana que hemos escuchado durante mucho tiempo y que pensamos que es justificada. Por eso cuando este equipo de gobierno inició su camino, -explicó la alcaldesa, Ana María Martínez, en la presentación de la campaña-comenzamos a trabajar en un plan de choque que contemplara esta demanda y esta necesidad". "Una vez finalizado el plan de choque, el contador estará a cero. A partir de ahí, se debe conseguir que todos los vecinos y vecinas mantengamos limpia la ciudad a diario", apuntó la alcaldesa de Rubí.

Responsabilidad de todos
Según Martínez, "la ciudad es de todos y la responsabilidad de mantenerla limpia también es de todos". En este sentido, la alcaldesa adelantó que próximamente se presentará una nueva campaña de civismo que incidirá en la necesidad de recoger las defecaciones de los perros de la vía pública.

Paralelamente, el consistorio está trabajando en la redacción del nuevo contrato del servicio de limpieza y recogida de basuras de la ciudad. El concejal de Medio Ambiente, Moisés Rodríguez, consideraba que "ahora existe la coyuntura propicia para poder negociar y establecer las bases del nuevo contrato municipal de la limpieza de la ciudad". Rodríguez, que explicó que se prevé que el nuevo contrato esté listo dentro de unos ocho meses, aseguró que "se quiere dar un salto cualitativo" en la prestación de este servicio.

La cifra: 170 mil euros es el coste de este proyecto en el que se alquilarán tres barredoras y cinco furgonetas, además de contar con 15 operarios más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook