--
Baile de los Gegants de Rubí, en la edición pasada del Aplec de Sant Muç.
Rubí

15 entidades en el Aplec de Sant Muç, el lunes

07.06.2019 | 04:00

Rubí celebra el lunes una nueva edición del Aplec de Sant Muç y la fiesta de los Xatos, organizados por el Esbart Dansaire, Foment de la Sardana, la parroquia de Sant Pere y el Ayuntamiento, con la colaboración de una quincena de entidades más. La programación se sucederá durante toda la mañana y parte de la tarde en la explanada de la ermita de Sant Muç.

La plaza Doctor Guardiet será el punto de encuentro de todas las personas que quieran ir en pasacalle hasta la ermita, como marca la tradición. A las nueve de la mañana habrá una chocolatada antes de iniciar el camino hacia Sant Muç con el acompañamiento de los gegants, gegantons, grallers y tabalers.

Alrededor de las diez de la mañana, los participantes en la caminata se detendrán a hacer un refrigerio en la Masia de Can Ramoneda. Desde allí, reanudarán el camino hasta llegar a la explanada de la ermita, donde tendrán lugar los principales actos de la jornada.

A las 10.30 de la mañana se celebrará la misa, seguida del baile de gegants y gegantons, el encendido del fuego a cargo de las colles Diables de Rubí, Rubeo Diablorum, Diables de la Riera y las Espurnes y los Trons, y una audición de sardanas interpretada por la Cobla Jovenívola de Sabadell.

A continuación, se realizará el tradicional baile de los Xatos, creado por el coreógrafo rubinense Albert Sans, con música de Josep Serra y arreglos de Pere Burés.

Sobre las dos de la tarde, se repartirá el tradicional arroz cocinado por la Unión Extremeña de Rubí (siete euros la ración). A las 3.30 de la tarde, se pondrá el punto final a la celebración con las danzas participativas del Esbart Dansaire de Rubí, que un año más llenarán de color la explanada de la ermita.

Raíces
Rubí recuperó la fiesta de los Xatos en 1986, coincidiendo con la conmemoración del milenario de la ciudad. Se trata de una vieja tradición que tiene sus raíces en el siglo XIX, cuando las colles de los Xatos venían en romería desde Barcelona, cada Pascua Granada, armadas con cucharas, tenedores y cuchillos de madera gigantes para rendir homenaje a Sant Muç.