--
Pipicán clausurado en la avenida de Béjar con la calle de la Tramuntana.

Cierran todos los pipicanes por temor a que estén envenenados

11.06.2019 | 04:00
Un cartel anónimo en el pipicán situado en la avenida de Béjar con la calle de la Tramuntana hizo que el domingo saltaran las alarmas. Algún desalmado aseguraba haber rociado la zona con sulfato de estricnina, una sustancia venenosa que puede incluso causar la muerte del que la ingiere. Por motivos de seguridad y atendiendo al principio de precaución, el Ayuntamiento decidió ayer precintar todos los pipicanes: nueve en total."He rociado diversas ...
Para conocer todas las claves de esta noticia, suscríbete
  • Edición impresa.
  • Copia digital.
  • Acceso premium web.
  • Copia digital.
  • Acceso premium web.
  • Hemeroteca.