Una placa confusa en Vallparadís

01.06.2019 | 04:00

Isabel Marquès, en una actuación de oficio, pide al Ayuntamiento de Terrassa que modifique la placa de señalización vertical ubicada en el espacio restringido y controlado por cámaras, que tiene acceso a la plaza de la Quadra de Vallparadís, y que se especifique los vehículos que tienen autorización para acceder a esta zona. Marquès ha emprendido esta actuación por las quejas y la indignación que le han mostrado diferentes ciudadanos en los últimos meses.

En sus quejas, le han pedido que intervenga ya que hay personas afectadas que tienen movilidad reducida o discapacidad acreditada y precisan de asistencia de una tercera persona para desplazarse a su centro médico. Las personas que han visitado el centro sociosanitario Vallparadís en los últimos meses, no podían acceder por la calle Castell de forma normalizada, debido a las obras que se estaban llevando a cabo. La única manera de hacerlo, si se accedía con vehículo, era por la plaza de la Quadra de Vallparadís, que es un espacio de acceso restringido con control fotográfico y con una placa que indica que sólo pueden acceder los vehículos autorizados, sin especificar a los que se refiere.

Tras estudiar esta problemática, la Síndica de Terrassa considera que es necesario especificar la clase de vehículos que se considera que están autorizados para acceder a este espacio. La Síndica se pregunta si el Ayuntamiento no considera como autorizado a una persona que dispone de una tarjeta de aparcamiento para personas con discapacidad igual o superior al 33 por ciento, que tienen la movilidad reducida.

Marquès recomienda al consistorio egarense que se especifique en la placa de señalización vertical de prohibición, los vehículos que están autorizados para acceder a este espacio que está restringido al tránsito. También pide una campaña informativa y de máxima difusión .