"La bailarina de Picasso", el último estreno del Ballet de Catalunya.

El Ballet de Catalunya, en horas críticas

17.05.2019 | 04:00

El Ballet de Catalunya, compañía residente en el Centre Cultural, vive un momento muy crítico. La compañía ha denunciado a parte de sus bailarines por calumnias y difamación al tener conocimiento que han acusado a los responsables de un "contacto físico" incómodo. Los bailarines que han sido objeto de presunto acoso enviaron una carta al director del Centre Cultural, Adrià Fornes, para exponer sus quejas. Y a partir del comunicado se ha desencadenado una serie de situaciones que, en este momento, están sin resolver. El Centre Cultural ha comunicado que da por cerrada la colaboración con el Ballet de Catalunya, la ha retirado de la programación y le ha invitado a que deje el equipamiento. La petición no ha sido atendida puesto que el ballet, con la dirección de Leo Sorribes, sigue ocupando los espacios. Por su parte, Marina Quera, una de las socias de la fundación del ballet y patrocinadora económica, se ha desvinculado y ha creado formación propia, el Ballet de Barcelona, a demanda, dice de un grupo de bailarines del Ballet de Catalunya descontentos con la gestión artística.