El exalcalde de Terrassa Pere Navarro se despide de Alfredo Pérez Rubalcaba a través de una emotiva carta

"Un grandísimo abrazo compañero y amigo Alfredo"

13.05.2019 | 19:11

Alfredo

Acabo de conocer la terrible noticia de la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba y el impacto emocional es inmenso. Alfredo era un hombre de pensamiento ágil, inteligente, negociador incansable y leal a pesar de las discrepancias.

Nuestra relación más intensa comenzó cuando los dos estábamos al frente el del PSOE y yo del PSC en un momento en el que las tensiones territoriales crecían por momentos, estamos en el año 2012, y no todos los socialistas españoles teníamos la misma posición sobre lo que significaba una España plural y diversa. Era una necesidad imperiosa porque , como siempre decía Alfredo, en aquel momento confluyan las fuerzas centrífugas del independentismo y las centrípetas de la derecha recentralizadora.

Su prioridad siempre era la construcción de un Estado que fuera sensible hacia a que los sectores más desprotegidos y que garantizara un futuro digno para las nuevas generaciones, no en vano dedicó una gran parte de su vida al mundo de la educación, es decir a la transmisión del conocimiento y a la creación de oportunidades para los jóvenes.

Pero, para él, la primera prioridad era crear espacios de convivencia y de respeto mutuo y así fue como tuvo un papel decisivo en la dura tarea de hacer desaparecer el terrorismo de nuestras vidas en su faceta de Ministro del Interior y Vicepresidente del Gobierno. No lo pregonaba pero fue así.

En 2012 y ya como Secretario General del PSOE estaba profundamente preocupado por la quiebra de la convivencia en Catalunya y de ésta con el resto de los pueblos de España. Sobre esta cuestión el PSOE y el PSC no siempre pensábamos lo mismo y por eso decidimos construir una propuesta de solución para un tema, el territorial, que se estaba complicando por momentos.

En primer lugar había que trabajar dentro de la familia socialista para encontrar un proyecto compartido por todos para ofrecer la solución necesaria para garantizar una convivencia que se estaba rompiendo.

Alfredo hizo un trabajo ingente en el seno del PSOE para aprobar el documento "Hacia una estructura federal del Estado" el día 6 de julio de 2013 en el Consejo Territorial y que se conoce como "Declaración de Granada".

Ese documento, que sigue vigente, plantea una reforma de la Constitución y defiende un modelo federal basado en el de las democracias más avanzadas del mundo y que se basa en el respeto a la pluralidad de España, la reforma del Senado como cámara territorial, un mejor sistema de financiación y unas reglas más claras a la hora de fijar las competencias de las Comunidades Autónomas.

A Alfredo le guió siempre el interés común y nunca el personal. Capaz de negociar duramente pero siempre para avanzar hacia el acuerdo.

En estas horas tan difíciles mis recuerdos son de experiencias personales y de aprendizajes que marcarán mi vida para siempre. Fue un honor estar a su lado en momentos tan decisivos.

En lo político el país ha perdido un gigante que desde un compromiso indestructible con las ideas socialistas contribuyó a crear un futuro mejor y espacios de convivencia que tendremos que alimentar cada día con el recuerdo de su ejemplo.

Él siempre se despedía con un abrazo. Pues eso, un grandísimo abrazo compañero y amigo Alfredo!

Pere Navarro i Morera
10/5/2019