Los socialistas recuperan su hegemonía en Terrassa
ELECCIONES GENERALES 2019

Los socialistas recuperan su hegemonía en Terrassa

29.04.2019 | 00:11

El Partit dels Socialistes de Catalunya ha ganado las elecciones generales en Terrassa con el 25,70 por ciento de los votos, lo que le permite recuperar la hegemonía política en la ciudad después de una pérdida de votos progresiva desde las elecciones de 2008. El PSC, en aquel entonces, consiguió más de cincuenta mil votos, que se quedaron en 29 mil en 2011; bajaron a 19 mil, siendo segundos en 2015 y llegaron a su cota más baja en las elecciones de 2016 con poco más de 18 mil votos. Esta victoria viene a reforzar el liderazgo del Alfredo Vega al frente del partido en la ciudad, después de la crisis abierta en noviembre de 2017 con la dimisión de Jordi Ballart y da esperanzas a la formación de cara a las próximas elecciones municipales, aunque no puede realizarse una extrapolación de voto de cara a los comicios de mayo, dado que la oferta es muy diferente, con propuestas de partidos que pueden fraccionar el voto en los bloques de izquierda y derecha y entre constitucionalistas e independentistas.
En segunda posición se sitúa Esquerra Republicana de Catalunya, que sube del 14,83 por ciento al 20,80 por ciento. Un crecimiento similar al PSOE que le permite mantener las diferencias que se dieron en las elecciones de 2016, aunque perdería un uno por ciento con respecto al PSC. En cualquier caso, Esquerra obtiene unos excelentes resultados al subir de los 14 mil votos hasta los 24 mil con lo que mantiene y aumenta su hegemonía en Terrassa respecto del voto independentista, superando a Junts per Catalunya en más de un 12 por ciento de votos emitidos.
La tercera plaza es para En comú Podem con algo más de veinte mil votos y el 18 por ciento. En Comú Podem observa un retroceso importante con respecto a las elecciones de 2016 puesto que la formación que lidera Xavier Matilla en Terrassa se alzó con la victoria en aquel momento con un amplio 28 por ciento de los votos. En estos comicios se ha dejado ocho mil votos y un diez por ciento.
Ciudadanos se ha mantenido en los estándares que obtuvo en 2016. Ha aumentado sus votos, pasando de poco menos de 13 mil a unos 15 mil votos, pero manteniéndose en la franja del 12 por ciento de los votos.
Junts Per Cat obtiene la quinta posición, con poco más de diez mil votos y un 8,71 por ciento. En 2016 se presentó con las siglas de Convergencia i Unió y obtuvo un 10,4 por ciento.
El PP recibe, como ha ocurrido en el resto del Estado, un duro correctivo en Terrassa al ver reducidos sus apoyos del 12,28 por ciento al 4,26 por ciento. Los populares se dejan un ocho por ciento y pierden, a pesar del aumento de la participación en torno a los siete mil votos.
Vox no ha obtenido en Terrassa el respaldo que algunos habían vaticinado y sus resultados no llegan al cinco por ciento de los votos, no llegando a los cinco mil votos.
Front Republicà, el partido que lidera en Catalunya Dant Fachín y que ha obtenido un escaño en el Congreso de los Diputados, ha conseguido el 2,26 por ciento de los votos con algo menos de tres mil votos.
El último resultado reseñable es el de PACMA que se mantiene en torno al dos por ciento de los votos.
No se puede realizar una lectura completa en clave municipal, pero sí se puede prever que PSC y Esquerra van a dominar los comicios locales del 26 de mayo, mientras que parece confirmarse el retroceso de los comunes, el mantenimiento del apoyo de los terrassenses a Ciudadanos y probablemente el retroceso también de Junts per Cat. Habrá que ver cómo recibe el electorado terrassense la propuesta de Tot per Terrassa, que lidera Jordi Ballart y que es probable que le arrebate apoyos al PSC. Si ERC mantiene el buen resultado de las generales y Ballart reduce las expectativas del PSC se puede dar una situación compleja en la sala de plenos para los socialistas.