Vox reúne en Terrassa a cientos de seguidores

26.04.2019 | 04:00

Una enorme bandera de España decoraba el costado izquierdo del recinto ferial. Y había cientos de enseñas en las sillas. Y cientos de simpatizantes de Vox enarbolaron las banderas cuando entraron los oradores. Ya se veía venir el fervor que enseñoreó ayer el recinto ferial en el acto central de Vox en esta campaña electoral que hoy acaba y que, para la formación de Santiago Abascal, es el preludio de algo grande. "Vamos a ganar", dijeron ayer los candidatos. "No hay tiempo para titubear ni para dudar. La Nación nos llama para dar un paso al frente", exclamó Ignacio Garriga.

Garriga es el número uno de la lista electoral por Barcelona. Es odontólogo, tiene 32 años y cuatro hijos, y un verbo que inflama a sus simpatizantes. Cuandos sus hijos le preguntan por qué se va de casa, él les contesta con determinación: "Les digo que papá se va a pelear por España y por su futuro". Garriga se mostró seguro de que Vox ganará el domingo las elecciones generales y criticó a la candidata del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, que ha tildado a su partido de "nacionalista". No, Cayetana, le replicó ayer Garriga: "Somos patriotas", porque el patriotismo es inclusivo, "una emoción que suma", y el nacionalismo "separa y genera odio".

El candidato culpó al PP de usar a los catalanes "para mercadear", de tibieza ante el 1 de octubre, de pactar con los nacionalistas, de expulsar a la Guardia Civil de Catalunya. "Señor Rajoy: usted ha sido uno de los mayores traidores de España", declaró.

"Es la hora de los valientes y los patriotas, de luchar por España y la libertad"", señaló Garriga, que clamó contra el multiculturalismo, el aborto y las "feminazis". Antes, el segundo de la candidatura, Juanjo Aizcorbe, había preparado el terreno con un discurso elocuente que empezó apelando a una segunda Transición y continuó recordando la solidaridad de muchos españoles con Terrassa en la riada de 1962.

Las referencias a Cs y PP fueron reiteradas. Ambos partidos, según Aizcorbe, "intentan copiar el discurso de Vox como prendas falsificadas", pero Vox no busca votos de izquierda, derecha o centro, "sino el de todos los españoles de bien". El PP traicionó a los españoles el 1-O y Cs "no quería aplicar el 155" cuando se habían quebrado "todas las legalidades posibles".

El torero
Habló Lola Martín, número 4 de la lista: su partido "ha venido a cambiar el rumbo de España". Y habló el torero Serafín Marín, tercero en la lista. Comenzó nervioso la faena, pero el tendido era generoso y el toro embestía. Rememoró su relación con Albert Rivera, al que culpó de tracionar al mundo del toro en Catalunya, y contó cómo, pese a reticencias iniciales, decidió involucrarse en el proyecto de Vox tras hablar con Santiago Abascal: "Si me había llamado era porque me necesitaba. España me necesitaba. Este es un partido de valientes".

El himno de España cerró el acto. En la calle crecía la tensión entre los Mossos d'Esquadra y un grupo de personas que se había concentrado contra el acto.