Josep Cadalso

Indignación por la agresión en la máquina de tren recién restaurada

17.04.2019 | 10:12

Apenas hace dos meses que la máquina de tren situada en la confluencia de la Rambla d'Ègara con la calle Galileu acabó de restaurarse y volvió a adquirir la brillantez que tuvo antaño. Entre otros trabajos, se la pintó de nuevo. Pues bien, ya en tan poco periodo de tiempo han aparecido pintadas en lo que es un querido monumento que desde 1968 recuerda el papel que tuvo el ferrocarril en el empuje en la industria y la economía de nuestra ciudad. Esta agresión no es la primera, y probablemente tampoco será la última que sufra la locomotora en todos estos años que los ciudadanos pueden contemplarla. Una gran falta de civismo por quien de quienes han pintado este monumento.