Obras en el nudo de comunicación de Viladecavalls de la B-40 con la autopista C-58.
Críticas de la Cecot a Foment por el retraso de las obras del tramo Abrera-Terrassa 

Los incumplimientos por acabar la B-40 suponen 240 millones de euros

15.04.2019 | 12:36

El impacto macroeconómico del tramo de la B-40 entre Abrera y Terrassa supondría un ahorro de 24 millones de euros anuales, según un estudio de la patronal Cecot. Pero llevamos diez años de retraso y los incumplimientos del Ministerio de Fomento en la finalización de las obras están añadiendo un sobrecoste a la infraestructura de 240 millones de euros, según denuncia el presidente de la Cecot, Antoni Abad.
De los 14 kilómetros del tramo que ha de unir Abrera y Terrassa de la B-40 quedan por poner en funcionamiento 6,2 kilómetros del tramo central que, según previsiones de la Cecot, finalizará a mediados del 2021 y no en octubre de este año como está previsto.
"Desde el año 1966 en que el Plan Director Territorial del Área de Barcelona incluía, por primera vez, la Ronda del Vallès (B-40) hasta el día de hoy ha llovido mucho", afirma Antoni Abad, presidente de la Cecot. "Tanto, que es comprensible que un proyecto inicial, concebido en base a un contexto y un entorno socioeconómico y político determinado, haya tenido que irse adaptando en el tiempo. Pero estamos hablando de 53 años desde que se habló por primera vez de la necesidad de una Ronda del Vallès y que en la Cecot llamamos como la eterna infraestructura inacabada, sólo detrás de la Sagrada Familia de Gaudí".