Sucesos

El aviso de unos testigos permite interceptar a un conductor embriagado 

03.04.2019 | 04:00

La comunicación de unos testigos desde una gasolinera permitió a la Policía Municipal interceptar e imputar a un conductor ebrio el lunes por la tarde. Eran las ocho cuando la policía recibió una llamada desde una gasolinera de la avenida del Vallès: un hombre que presentaba signos de embriaguez intentaba poner combustible en un vehículo. Unos agentes llegaron justo cuando el coche se marchaba de la estación de servicio, ubicada junto a la calle del Jiloca. Tras hacerle señales que el conductor no pareció percibir, los guardias consiguieron pararlo y llevar al hombre a la Jefatura local para que soplase. Las pruebas de alcoholemia arrojaron resultados de 0,91 y 0,87 miligramos. El sospechoso fue denunciado: la Policía Municipal le abrió diligencias penales por un delito contra la seguridad del tráfico. El automóvil que manejaba quedó inmovilizado.