Bop para comer

Bop para comer

19.03.2019 | 04:00

Para los aficionados al jazz, el concierto estelar del "Pícnic" era el de Victor de Diego y Rick Margitza. Pero el quinteto arrancó pocos minutos después de las dos de la tarde y el murmullo de conversaciones era tan alto que evidenciaba que el grueso del público estaba más interesado en conversar y comer que en el sólido hard bop que se le ofrecía desde el escenario. Inmune a este panorama, el quinteto hizo un concierto de altura. Los dos saxofonistas tocaron juntos todas las canciones, salvo "Chelsea bridge" (solo con De Diego) y "In a sentimental mood" (Margitza solo). Y acabaron con un primoroso "Terror madness".