Sucesos

Un mosso sorprende a unos saqueadores de ropa y zapatos

05.03.2019 | 04:00

El mosso, fuera de servicio, se encontraba en el Parc dels Catalans cuando vio a dos sospechosos, y luego a dos sospechosas. Los primeros vigilaban. La segundas saqueaban tiendas. El mosso llamó a compañeros y los cuatro individuos fueron detenidos. Habían robado 1.300 euros en artículos, ropa y zapatos, en el Centre.

La escena tuvo lugar el pasado 21 de febrero en el Parc dels Catalans. Eran las 4.20 de la tarde. Un agente de los Mossos d'Esquadra, en sus horas libres, se encontraba en ese espacio del Centre. Quizás por prurito profesional, se fijó en dos tipos. Algo en la actitud de esos sujetos levantó sus sospechas.

Los cuerpos policiales mantienen en diversos sectores, sobre todo en la zona centro, operativos con agentes de uniforme y de paisano para luchar contra los hurtos en establecimientos comerciales. En esta ocasión fue un agente de paisano, pero franco de servicio, el que frustró la razia delictiva de un grupo de hurtadores.

Bolsas forradas
El agente vigiló a los dos individuos y observó que ellos, a su vez, vigilaban las acciones de dos mujeres que iban y venían, que se acercaban a ellos y volvían a marcharse.

Se fijó más y sus barruntos originales se consolidaron cuando concluyó que las chicas portaban bolsas que vaciaban en el maletero de un vehículo.

El mosso dio la voz de alerta a su cuerpo policial. Explicó la secuencia de hechos de la que había sido testigo y unos policías, también de paisano pero en labores de patrulla, se dirigieron al Parc dels Catalans. Y sorprendieron a la banda.

En efecto, los ladrones llenaban el maletero de artículos sustraídos de comercios. Los mossos aprehendieron veinte prendas de ropa y cuatro pares de zapatos, y bolsas forradas con papel de aluminio para sortear los sistemas de alarma de los establecimientos. El valor del botín rondaba los 1.300 euros.

Los cuatro sospechosos, de origen rumano y censados en Vic, fueron detenidos por delito de hurto. Las dos mujeres tienen 19 y 26 años, respectivamente. Los varones, 29 y 32. Al día siguiente, los cuatro pasaron a disposición judicial y salieron en libertad provisional.

Noticias relacionadas