Los nuevos autobuses híbridos fueron presentados ayer en las cocheras de Tmesa.

Diez nuevos autobuses híbridos

02.03.2019 | 04:00

Las cocheras de Tmesa, la empresa que gestiona el transporte urbano de Terrassa, fueron ayer el marco de presentación de diez nuevos autobuses híbridos, los que combinan tecnología para alternar el consumo de diesel y eléctrico y , por tanto, permite la reducción de emisiones. Los nuevos vehículos se incorporarán a la flota y sustituirán por un número igual a los más antiguos aquellos que ya han cumplido quince años de rodaje.

El acto estuvo presidido por el alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, junto al teniente de alcalde Territorio y Sostenibilidad, Marc Armengol, y representantes de otros grupos del Consistorio, como los concejales Isaac Albert (ERC-MES), Xavier Matilla (TeC) y Dani Nart (PDeCat). Los políticos entraron en uno de los nuevos buses, el articulado, para conocer sus características.

Vega remarcó que la nueva compra tiene el objetivo de renovar el parque que estaba envejeciendo pero no únicamente. "El plan de mejora ha consistido en la compra de 25 autobuses durante el mandato, con lo que hemos rebajado la edad de antigüedad de los vehículos a 7, 7 años. Y hemos aprovechado también por avanzar en una movilidad más sostenible. En la actualidad, un 24 por ciento de la flota de autobuses urbanos (65 en total) son híbridos, lo que supone una disminución de 364 toneladas anuales de CO2". Los nuevos diez autobuses entrarán en circulación en las próximas semanas puesto que sólo están pendientes de detalles técnicos y la matriculación. Los vehículos rígidos irán rotando por las líneas mientras que el articulado se destinará a reforzar el servicio de la Línea 2. Las nuevas unidades, tal como destacó el alcalde, han introducido elementos de diseño de interiores para que el viajero gane en confort.

Nuevo diseño
Son aspectos relacionados con el material, la disposición (el articulado incorpora algunos asientos en horizontal como el tren y el metro) y colores de la butaca. También cuentan con dispositivos para la carga de USB y barras para sostenerse ergonómicas. Su configuración hace que los nuevos autobuses presenten un interior más amplio, seguro y acogedor. Durante el acto, Vega subrayó la importancia del transporte urbano en la ciudad. En este sentido remarcó que Tmesa superó el año pasado los 13. 284.491 usuarios, lo que representó un incremento de un millón en los dos últimos años. El aumento viene motivado por el impacto en la apertura de las nuevas estaciones de Ferrocarrils en Vallparadís, Nord y Can Roca, que ha disparado el número de viajeros de las líneas 5, 6 y 7. Tmesa está formada por Corporación Española de Transporte, integrada por Avanza (ochenta por ciento) y el Ayuntamiento (veinte por ciento).