La intuición

26.02.2019 | 04:00

Pese a programarse en una hora tan poco "negra" como las once de una luminosa mañana, la presencia de Carlos Zanón reunió a más de cincuenta asistentes en el Ateneu Candera. Lectores que gustan de sus obras y que le preguntaron sobre sus ideas sobre la literatura. "Escribir tiene una parte muy intuitiva, y leer también. No es necesario entenderlo todo, sino que tú te encuentres en el libro", dijo. Y sobre la música, siempre presente en sus obras. Al Carvalho original no le gustaba, pero Zanón ha hecho al suyo fan de Aznavour, y le ha dado una juventud en la que trabajó como vigilante de seguridad en el club CBGB, epicentro del punk en Nueva York. Y que entonces tuvo una novia que cantaba en un grupo ("era la de Blondie, pero él no se entera") y un día "vió un grupo que creyó que eran españoles, pero que no lo eran y le parecieron horribles: los Ramones".