Estreno de un nuevo espacio para los jóvenes en el Distrito 7

21.02.2019 | 04:00
La juventud de Can Parellada no faltó en la inauguración de este nuevo espacio.

Ayer por la tarde, con la presencia del concejal de Juventud del Ayuntamiento de Terrassa, y también del recientemente creado, Distrito 7, Jordi Rueda, se inauguró La Caseta, el nuevo espacio para los jóvenes de esta zona, que estará ubicado en un edificio de gestión municipal, en el recinto del centro educacivo Escola Josep Ventalló i Vintró. A partir de este mismo miércoles, este centro de Can Parellada acoge toda la actividad regular de Districte Jove, un programa de intervención socioeducativa que el servicio municipal de Juventud desarrolla en toda la ciudad, de forma descentralizada.

En un local lleno de jóvenes que asistieron al acto de inauguración de su equipamiento, Rueda se presentó y comentó que "este nuevo distrito está de enhorabuena porque tenemos otro espacio para los vecinos y vecinas de Can Parellada" y elogió el hecho de que "por fin, Districte Jove tiene un espacio para que los jóvenes se puedan emancipar y para que puedan realizar sus actividades".

El concejal de Juventud del consistorio egarense, además, señaló que "Districte Jove es un proyecto muy interesante, en el que los chicos y las chicas tienen un espacio para poder desarrollar las actividades que quieren hacer".

Rueda concluyó su parlamento manifestando su esperanza de que los jóvenes "aprovechen este espacio" y animó a las entidades del barrio de Can Parellada a que ayuden y se impliquen en la buena marcha de La Caseta. "Si quieren colaborar, serán bienvenidas", afirmó el concejal de Juventud.

En todos los distritos
Berta Ferran, la educadora social de este centro y perteneciente a Districte Jove, explicó que este proyecto "está en toda Terrassa y en todos los distritos" y ahora se une al resto de espacios este nuevo, ubicado en el barrio de Can Parellada. Ferran explicó los objetivos y la tarea que se realiza en este programa. "Trabajamos con jóvenes de los 12 a los 25 años y ofrecemos actividades, tanto en el Espai Jove como en la calle y participamos con las cosas del barrio", apuntó, y además agregó que "hay trabajo individual y también comunitario".

Posteriormente, dos de las usuarias, que llevan tres años participando, Vanesa Recio y Andrea Moya, simularon una entrevista televisiva para explicar las motivaciones para formar parte de este proyecto y las actividades que se pueden seguir. Ambas, recordaron que el anterior equipamiento se había quedado pequeño y que el nuevo "tiene más salas y está mejor distribuido". Lo mejor de tener este espacio en su barrio, es no tener que desplazarse. "Es como nuestra segunda casa", aseguraron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook