Ramon Vidal Sanahuja, durante su conferencia.

Vidal habló del diálogo con los niños y jóvenes

16.02.2019 | 04:00

"Es muy importante que los jóvenes puedan expresar sus inquietudes, y que los mayores se interesen por sus vivencias", afirmó el doctor Ramon Vidal Sanahuja, ayer, en la comida-coloquio que protagonizó, organizada por Àgora Cultural Terrassenca y en que intercambió ideas con los asistentes. "Conceptes en l'educació dels infants i adolescents" era el título de la conferencia, basada en que todos los niños son "diamantes en bruto", por lo que es preferible que todos ellos (especialmente de pequeños, pero también mucho los adolescentes) "tengan oportunidades para desarrollar sus inquietudes durante su maduración (que, teóricamente, no se acaba nunca, y una edad avanzada no es incompatible con la capacidad de sorprendernos) y puedan recibir consejos con diálogo, respetando y educando sus libertades (aunque parezca un contrasentido)".

Esto significa que hay que dejarlos pensar "sin coacciones", con lo que "podrán escoger mejor su propio camino". Otra conclusión importante de su conferencia: "el diálogo de los niños con sus abuelos y bisabuelos es un tesoro que no olvidarán nunca".