Contrato falso de alquiler de casas okupadas 

16.02.2019 | 04:00

La Policía Municipal ha denunciado a un individuo que presentó un contrato de alquiler supuestamente falso ante el Ayuntamiento. Quería empadronarse con otros familiares en una casa de Can Gonteres okupada ilegalmente y donde el investigado vivía con los servicios "pinchados". Se le ha abierto una investigación por falsedad documental, usurpación y defraudación de fluido eléctrico. El mismo sujeto se había empadronado meses antes en una casa del mismo sector. Agentes municipales detectaron los hechos en una inspección de empadronamiento. En los contratos aparece una agencia inmobiliaria y la policía investiga si la empresa está implicada en el fraude. La víctima, la persona de la que se usaron los datos para el contrato, ha sido citada a declarar, como el responsable de la inmobiliaria.