Sucesos

Se acerca a dos policías de paisano con una bolsa de marihuana

15.02.2019 | 04:00

Dirigirse a unos policías con una bolsa con marihuana no parece lo propio. Pero resulta que los agentes de la Policía Municipal a los que se acercó un individuo el miércoles en Can Palet no iban uniformados, sino de paisano. Identificaban a dos sospechosos y acabaron denunciando al recién llegado, y no sólo por posesión de maría: el sujeto se sacó un cuchillo de un calcetín y quiso esconderlo en una pared. Otra denuncia al canto.

Eran las nueve de la noche. Los agentes acudían a otro servicio, pero en la calle de Colom observaron a dos tipos que les despertaron sospechas y se presentaron ante ellos para identificarlos.

Una bolsa y un cuchillo
En esas estaban cuando se aproximó otra persona, seguramente conocida de las dos primeras. Portaba una bolsa con cannabis, dos cogollos. No sabía que aquellas personas que hablaban con sus conocidos eran policías municipales.

También el recién llegado fue identificado. Los guardias le requisaron la bolsa con la hierba, pero aún quedaba margen para otra sorpresa. El sospechoso se extrajo algo de un calcetín. Era un cuchillo del que trató de desembarazarse. Lo metió en una hendidura de una pared. Pero los policías lo vieron y también se hicieron con el arma blanca. En definitiva, aquel individuo se vio inmerso en dos procedimientos sancionadores: uno por tenencia de drogas y otro por posesión de arma en la vía pública.