Adrià Comella, director del CatSalut, junto a la concejal de Salut Eva Candela, durante la protesta de los médicos en el CAP Terrassa Nord.

CatSalut ampliará el codigo infarto a 24 horas en Terrassa

07.02.2019 | 04:00

El director del CatSalut, Adrià Comella, se comprometió ayer ante el alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, a ampliar el código infarto a 24 horas de cobertura en la ciudad de Terrassa. Hasta ahora el dispositivo de atención a las personas infartadas a través del servicio de hemodinámica de MútuaTerrassa funciona de 8 de la mañana a 8 de la tarde -no durante la noche- y los fines de semana.

"No podemos arriesgarnos a que una persona fallezca en el traslado a Barcelona porque el servicio de hemodinámica no funciona de noche", comentaba ayer el alcalde Alfredo Vega, para quien la activación del servicio a 24 horas "requiere una inversión mínima, porque el personal ya está formado y el dispositivo funciona. Es un tema estrictamente de voluntad política".

Vega asegura que el director de CatSalut "ha reconocido la necesidad y se ha comprometido a activarlo las 24 horas", aunque sin fijar un calendario cerrado. Fuentes del Servei Català de la Salut no quisieron ayer hacer declaraciones argumentando que se trataba de "una reunión privada".

Comella visitó ayer Terrassa para reunirse con el gobierno municipal. Durante el encuentro en la ciudad, que incluyo una visita al Hospital de Terrassa y al CAP Terrassa Nord, el ejecutivo local puso sobre la mesa la futura construcción del CAP Can Roca y la necesidad de que, coincidiendo con la creación de una nueva área básica de salud en la ciudad, la Generalitat actualice el mapa de la atención primaria pactado en 2010. El objetivo es descargar de pacientes el CAP Rambla, el más saturado de Catalunya con 60 mil usuarios, y el CAP Terrassa Nord.

"Hay una petición formal del pleno de equilibrar el mapa en usuarios y también con los proveedores -explica Vega-. Adrià Comella está de acuerdo y se ha mostrado dispuesto a actualizarlo bajo esos criterios".

El Ayuntamiento espera que CatSalut elabore un nuevo mapa de la primaria coincidiendo con la construcción del CAP Can Roca, que en teoría debe atender parte de la población del CAP Rambla. Ese ajuste debe propiciar una revisión global de las areas básicas de salud en la ciudad.

Durante la reunión bilateral de ayer entre Ayuntamiento y CaTSalut se abordó también ayer la necesidad de que Terrassa cuente con un primer centro de urgencias de proximidad (CUAP) que descongestione las urgencias hospitalarias. "La tercera ciudad de Catalunya necesita de este servicio", dijo Vega.

El alcalde pidió también medidas efectivas y a largo plazo para reducir las listas de espera - "los resultados de los planes de choque no tienen continuidad"-, así como habilitar las plantas vacías del Hospital de Terrassa para descongestionar las urgencias.

En este sentido, Vega solicitó que Cat Salut modifique cuanto antes los estatutos del Consorci Sanitari de Terrassa para que pase a ser hospital propio de la red pública. También que en el reparto de especialidades, los hospitales MútuaTerrassa y Hospital de Terrassa estén en plano de igualdad con el Hospital Parc Taulí de Sabadell.

Los médicos piden implicación
En la visita al CAP Terrassa Nord, el director de CatSalut se enfrentó ayer a la protesta de los médicos de la sanidad concertada, que le reprocharon que se haya inhibido de la negociación que han iniciado con la patronal del sector sobre el convenio colectivo del SISCAT. Convocados por el sindicado Metges de Catalunya, un grupo de facultativos abordó a Adrià Comella reclamando su incorporación a las negociaciones. Varios médicos del CAP le hicieron entrega de una carta con las reivindicaciones del centro, uno de los más congestionados de la ciudad.

Metges de Catalunya mantiene una convocatoria de huelga en los centros concertados para los días 18, 19, 20, 21 y 22 de febrero en demanda de medidas para reducir la carga de trabajo, mejorar las condiciones laborales y retributivas en los centros de primaria y en los hospitales concertados.