Sacos de obras abandonados en el solar, radicado entre la calle de Pontevedra y la avenida de Madrid.

El solar convertido en escombrera

02.02.2019 | 04:00

Un solar que es un descampado y un aparcamiento libre al aire libre se ha convertido también en una escombrera, con sacos y todo. Con sacos repletos de todo un poco, de escombros y de basura ordinaria. El terreno está en la zona limítrofe de Montserrat con Torre-sana.

El ubicado entre la calle de Pontevedra y la avenida de Madrid no es el primer vertedero ilegal detectado en el casco urbano en los últimos meses. Los hay a decenas en toda Terrassa: en polígonos industriales, en descampados, en esquinas poco transitadas. Pero no es fácil hallar un vertedero como el "inaugurado" semanas atrás entre Montserrat y Torre-sana, una escombrera con todas las letras.

Esta semana había, como mínimo, cuatro sacos grandes de escombros, con restos de baldosas y tierras, y desechos de diversa laya. Uno de los sacos de obra está desbordado de partes de aparatos de aire acondicionado. Los residuos que no caben en esos depósitos se diseminan por el terreno. Hay botes y bandejas de pintura, garrafas vacías, ropa, áridos.

Según vecinos de la zona, los sacos grandes (cuatro, de momento) fueron depositados en el solar "hace un par de meses". También los hay más pequeños, una decena. Uno de ellos se encontraba el miércoles por la noche apoyado en un coche estacionado. Como es fama, la incuria llama a la incuria, y algunos incívicos han aprovechado los primeros escombros para depositar los suyos.