Reportaje
En su primera aparición por la industria del videojuego, el ilustrador egarense, Conrad Roset, ha elaborado un producto de éxito.

Arte en el videojuego

02.02.2019 | 04:00

Un videojuego, que se podría definir como una aventura de puzzles y plataformas con altísimas dosis de lujo en su capítulo visual, ha cautivado al mercado cuando apenas lleva un mes y medio en sociedad. GRIS, producido por Devolver Digital y creado por Nomada Studios, contiene innegables tintes egarenses. No en vano, su director artístico es el ilustrador local Conrad Roset, un artista estelar que, gracias a la difusión de sus trabajos en internet, asomó la cabeza en este sector hasta conseguir relevancia y un puesto de honor.

Disponible para disfrutarlo en un PC o a través de la consola Nintendo Switch, GRIS se asemeja más a una exposición de pintura que a un juego en sí. Roset, de 35 años, admite que se trata de un videojuego "muy diferente a lo que la gente está acostumbrada" y recuerda que las imágenes son en 2D. Y asegura que la parte más importante del producto final "es la audiovisual, tanto lo que se refiere a la parte músical como a la parte artística".

Roset, que no se olvida de sus colaboradores más acérrimos en este trabajo, Adrián Cuevas y Roger Mendoza, también sus socios, define el juego como "muy artístico" y señala que "es dificil de explicar y es más fácil verlo en imágenes". Otra característica de este videojuego es que está dibujado a mano.

La idea parte del mismo Roset. "Hace ocho años que me dedico a la ilustración y me gustan mucho los videojuegos, y tenía muchas ganas de hacer algo relacionado", explica. El ilustrador egarense apunta que "tenía una idea muy clara de lo que quería hacer pero no tenía equipo y después de conocer a Adrián y a Roger, que son programadores, ya tenía la parte técnica. La historia, más o menos, la escribí yo y me encargué de la parte artística", recuerda Roset.

Se trata de una historia abstracta, basada en todo un clásico en el mundo de los videojuegos, las plataformas. "Es como un Mario Bros, para que nos entendamos, pero con un apartado visual muy artístico", dice Roset. Ha sido su primera experiencia en este sector y ha quedado muy satisfecho. Unir su trabajo como ilustrador con una de sus aficiones, los videojuegos, ha colmado uno de sus sueños.

Formado en la Escola Joso de Barcelona, un prestigioso centro dedicado a enseñar el mundo del cómic y en la Facultad de Bellas Artes, ha colaborado con marcas mundialmente conocidas como Coca-cola, Adidas, Zara, Disney o Nike. Su primera aparición por la industria del videojuego ha sido muy exitosa. "A nivel de crítica, prensa y ventas, GRIS nos está yendo muy bien", corrobora Roset.

Los elogios que ha recibido GRIS han sido unánimes. Por ejemplo, en la especializada HobbyConsolas definen este juego como "el resultado de la unión de varios talentos inquietos por adentrarse en videojuegos en los que predomina lo artístico" y también aseguran que "lo más llamativo del juego es su increíble acabado visual".

En otro portal de los más afamados, Meristation, se analiza este videojuego en un artículo que se titula "GRIS, arte en movimiento" y se deslizan elogios de este estilo, asegurando que el juego "se sustenta en una base artística de gran vigor, que emociona, seduce y maravilla, gracias a la calidad de sus animaciones y la calidez del trazo de Roset, capaz de dirigir a su equipo para la elaboración de mundos con gran fuerza sinestésica".

Rentable y con beneficios
Una semana después de su salida al mercado, GRIS ya era un producto rentable y daba beneficios. Lo reconocía Nomada Studios, en una información emitida a través de su cuenta de Twitter. Sin duda, se ha convertido en uno de los videojuegos independientes más sobresalientes de los últimos tiempos, y su aparición ha causado sensación en la prensa internacional especializada, que le ha otorgado puntuaciones muy altas en sus analisis, como el 85 sobre 100 que le adjudicó Metacritic, un prestigioso portal que valora videojuegos, cine y música.

Han sido, como reconoce Roset, "dos años muy intensos y de mucho trabajo" pero todavía no es el momento de descansar. Para los autores de este videojuego aclamado, llega la hora del reconocimiento, a pesar del poco tiempo que lleva en público. "Ahora tenemos viajes para presentaciones y recoger premios", manifiesta.

Con la vuelta de la rutina, ya habrá tiempo para idear nuevos proyectos y Roset reconoce que le tienta seguir inmerso en los videojuegos. ¿Una segunda parte de GRIS? "Seguro que no, es un juego cerrado, pero si hacemos otro será en la misma línea", afirma el ilustrador.