Parte de la muralla medieval que se descubrió en Gavatxons.

Un tramo de muralla en la calle de Gavatxons

24.01.2019 | 04:00

En algo más de medio año, Terrassa ha descubierto más elementos de su historia medieval. En el mes de junio del año pasado salió a la luz la cara interna de una torre de la muralla de la antigua Ègara del siglo XIII.

Fue en la calle de los Gavatxons, número 19, en el inmueble modernista que, en el catálogo, toma el nombre de la Casa Higini Roca y que se debe al prolífico arquitecto Lluís Muncunill Parellada. Esta casa fue conocida durante muchos años como Joieria Baró, por la actividad comercial que realizaba y también por la familia del mismo nombre propietaria del establecimiento y de la finca.

El edificio estaba en obras y en las tareas de rehabilitación se reveló el hallazgo medieval. La sorpresa fue grata para Gemma Garcia, arqueóloga, que entonces dirigía las excavacaciones a petición de la nueva propiedad de la Casa Higini Roca.

Garcia valoró el redescubrimiento. "El hallazgo corresponde a la pared interior de la torre descubierta en la década de los 80 (1980-1985) en el solar número 15 y 17 de la citada calle. Esta torre es la única que se conserva de la Villa Medieval Terrassa". Las investigaciones que se habían realizado dibujaban una planta cuadrada y que fue construida con piedras de forma irregular dispuestas en ángulo. El edificio ya funciona desde hace meses como local comercial de moda.