El municipio está en alerta por la llegada del frío extremo

El municipio está en alerta por la llegada del frío extremo

11.01.2019 | 04:00

Llega el frío fuerte y el Ayuntamiento ha activado el protocolo de medidas preventivas para atender a personas vulnerables. El plan, que se pone en marcha cuando las previsiones hablan de temperaturas muy bajas o próximas a 0 grados, implica a tres departamentos: la Policía Municipal, Protección Civil y Servicios Sociales. Los centros cívicos están preparados para convertirse en centros de acogida a gran escala en caso de emergencia.

El Centre de Coordinació Operativa de Catalunya (CECAT) emitió ayer un aviso de riesgo por frío ante las altas posibilidades de que en casi toda Catalunya se alcanzasen temperaturas mínimas extremas.

Después de esa alerta del CECAT, el Ayuntamiento de Terrassa puso en marcha su operativo habitual para hacer frente a este episodio gélido, "para dar respuesta a las necesidades que se puedan derivar" de ese descenso en los termómetros. De momento, sin embargo, no se ha activado ningún plan de emergencias.

Con el dispositivo se despliegan medidas de atención a grupos de especial riesgo, tales que las personas mayores de 75 años o aquellas aisladas o en situación de soledad y pobreza. Y los bebés. Aquellos ciudadanos con discapacidades o limitaciones de movilidad también forman parte de este grupo, al igual que los enfermos crónicos, sobre todos aquellos que sufren patologías cardiorrespiratorias, vasculares o hepáticas, o los que toman medicación especial.

"Las personas incluidas en estos grupos de riesgo que vivan en condiciones habitacionales precarias son especialmente vulnerables y se prevé su alojamiento de emergencia en situaciones de frío extremo", apuntó ayer el Consistorio. Según el protocolo, en estas situaciones los Servicios Sociales elaboran listas de personas vulnerables a partir de un aplicativo informático que el mismo departamento actualiza de manera permanente.

Cotejados esos datos con el censo que gestionan la Policía Municipal y Creu Roja, el cuerpo policial y la institución humanitaria visitan a los afectados para comprobar su estado, para saber si necesitan ayuda. Y si es necesario, se contacta con el albergue L'Andana para usar las camas de emergencia disponibles en esa instalación.

Mientras se mantenga el operativo, policías municipales seguirán visitando a quienes habitan infraviviendas y trasladarán al albergue a quienes lo necesiten. Y a quienes rechacen el traslado les proporcionarán mantas y comida caliente.

Consejos
Gestión del Espacio Público (GEP) cuenta con una reserva de cuarenta toneladas de sal por si se registran heladas. Desde hace semanas hay dispuestos contenedores con esa sustancia en puntos estratégicos de la ciudad. Las máquinas para distribuirla están preparadas y el riego en espacios públicos queda paralizado.

Se aconseja evitar cambios bruscos de temperatura y la salida de bebés, ancianos y enfermos a la calle, mantener un hilo de agua corriente si se vive en zonas aisladas, vigilar el estado de calderas y aparatos de calefacción y consultar las predicciones meteorológicas si debemos coger un vehículo.