En el sector moda los descuentos son selectivos y oscilan entre en 30% y el 50%.

El adelanto de las rebajas de invierno antes de Reyes sigue aumentando

04.01.2019 | 04:00

La campaña de rebajas de invierno dará carpetazo el 7 de enero al interminable calendario del consumo invernal -Single Day, Black Friday, Cyber Monday - y del navideño, que acumula citas ineludibles como el Tió, Papá Noel, Navidad y Reyes. A partir del lunes, los descuentos se generalizan y vuelven las carreras a la caza de la mejor ganga.

Las rebajas llegan este principio de año más desdibujadas que nunca. Las grandes cadenas y parte del pequeño comercio se adelantan a los Reyes y llevan días aplicando descuentos selectivos a algunos productos y, en casos como el de las firmas de moda Benetton o de moda íntima Woman's Secret, colgando carteles de hasta el 50% de descuento.

El resultado es que muchos consumidores que lo han deseado han podido adelantar las compras de Reyes y ahorrarse de esta manera un dinero, aunque para ello hayan tenido que rastrear en las estanterías de muchos establecimientos para encontrar los productos rebajados.

Ayer, a cuatro días del inicio popular de la campaña de rebajas, en el centro de la ciudad más de la mitad de las grandes cadenas ya habían colgado el cartel de descuentos y un 30% del pequeño comercio se había sumado a la iniciativa.

En los ejes comerciales de los barrios la situación es similar y las tiendas que han aplicado descuentos para Navidad o lo hacen antes de Reyes conviven con otros establecimientos que prefieren esperar al lunes día 7para recortar el precio de los artículos de temporada.

Desde 2017 los comerciantes tienen libertad para escoger cuándo liberan stock a precios rebajados. La Llei de Comerç aprobada por el Parlament de Catalunya puso fin al calendario cerrado del 1 de julio y el 7 de enero para el inicio de las rebajas, aunque la Generalitat acabó sugiriendo dos campañas en invierno y en verano.

Fracasaba así la histórica reivindicación del pequeño comercio catalán, que siempre ha apostado por un calendario cerrado que comprometa a todo el sector del comercio y les permita trabajar en las mismas condiciones que los grandes operadores.

Ahora, con la ley catalana suspendida y recurrida ante el Tribunal Constitucional, los descuentos se pasean por el calendario estimulando las ventas cuando la demanda cae y desdibujando cada año un poco más las rebajas.

Con el clima a favor
El lunes, el inicio generalizado de las rebajas se verá favorecido este invierno por la caída de las temperaturas prevista para el fin de semana. Eso disparará las compras de moda y de equipamiento para la persona, uno de los sectores estrella de la temporada, al que se suman la electrónica, el mobiliario y equipamiento del hogar y la cosmética.

Un invierno más se espera que el gasto medio por persona en rebajas ronde los 90 euros en Catalunya, donde desde hace tres años las compras rebajadas experimentan leves repuntes cada temporada.

Durante las últimas dos semanas, los descuentos adelantados se han situado por debajo del 50% en la mayoría de los casos. Es la oferta con la que arrancarán el lunes buena parte de las tiendas que se sumen a la campaña. En casi todos los casos la cartelería expone junto al 50% en grande un discreto "hasta el".

Entre las rebajas adelantadas al día de Reyes hay este año tiendas de moda, perfumerías, calzado y complementos. La oferta es incluso más variada que años anteriores.Cadenas de alimentación como Carrefour ofrecen 3x2 en más de 5 mil artículos, Eroski lanza un 2x1 a los socios y Decathlon tiene precios rebajados permanentes en mil artículos para las compras online, que se pueden recoger en tienda en una hora.

Buenas expectativas
En Terrassa, a falta de un balance de la campaña navideña, la impresión generalizada es que el consumo se ha reactivado estas fiestas. El comercio espera ahora que la tendencia se mantenga durante las primeras semanas de las rebajas.

En el sector moda, el 50% de las ventas se concentran en los primeros quince días de la campaña y las compras vuelven a repuntar avanzado el mes de febrero, coincidiendo con el remate de precios. En otros segmentos como el clazado, que retrasa habitualmente la aplicación de descuentos, la demanda de rebajas es más gradual.

Una prueba del desconcierto que afecta al calendario de rebajas y cómo las grandes marcas intentas sacarle el mejor partido es la proliferación de nuevas colecciones en el interior e incluso en los escaparates de algunas firmas. El objetivo es que el cliente de rebajas pique y acabe por gastar mas.