Las paradas intermedias del bus se extienden a los polígonos del sur

22.12.2018 | 04:00
La propuesta de la CUP de paradas intermedias se consolida en la ciudad.

El servicio de paradas intermedias en el Bus de Nit, pensadas para contribuir a la seguridad de las mujeres cuando la parada queda lejos del destino, se extenderá a la línea 10, en el tramo de los polígonos industriales del sur de la ciudad, donde la percepción de inseguridad es mayor. El gobierno ha tomado la decisión y valorará también la posibilidad de ampliarla a las franjas nocturnas.

La noticia la ha revelado el grupo municipal de la CUP, que ha impulsado la iniciativa este curso político y consiguió el compromiso del ejecutivo socialista de aplicarla en fase de prueba. Durante los cuatro meses en que se han testado las paradas a demanda, 22 mujeres han utilizado el servicio. Lo han hecho los viernes y sábados por la noche y durante la Festa Major, periodos en que ha funcionado.

Entre junio y octubre han utilizado el Bus de Nit 8.205 viajeros. En los 38 días en que se han activado las paradas a demanda, en 31 días nadie le ha pedido al conductor del que detuviera el vehículo en un punto intermedio. En términos porcentuales, sólo un 0,57 personas al día utilizaron las paradas intermedias.

La fórmula ya se han puesto a prueba en otras ciudades donde, como en Terrassa, la consolidación está siendo lenta. En parte por la proximidad de las paradas nocturnas y en buena medida también por el desconocimiento de las usuarias. En este sentido, la CUP cree que en Terrassa "ha faltado ambición comunicativa. Las mujeres no pueden pedir aquello que desconocen", apunta Alba Díez, miembro de la comisión feminista de la CUP.

La formación propone al ejecutivo local que aumente la difusión y mejore la inserción de publicidad. Esta debe insertarse "no solo en redes sociales -insiste Díez-. Lo más importante ahora es poner carteles en las marquesinas de las paradas del bus, donde pueden verlo las personas principalmente interesadas, y en el exterior de los autobuses". Actualmente la publicidad está detrás del asiento del conductor, donde "solo la ve quien se sienta en esa plaza".

La CUP pide mayor difusión porque "las mujeres no pueden pedir algo que no saben que existe"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook