Sucesos

Un conductor ebrio se queda dormido antes de acabar la prueba de alcoholemia en Terrassa

17.12.2018 | 19:08
Un conductor ebrio se queda dormido antes de acabar la prueba de alcoholemia en Terrassa

Hizo las dos primeras pruebas de alcoholemia, pero la tercera no la pudo realizar porque se durmió. Tal cual. El conductor, que había dado un resultado de 0,86 en el primer test, acabó imputado por un delito contra la seguridad del tráfico. El coche que manejaba tuvo un accidente a las ocho de la mañana del domingo en la avenida de Font i Sagué, en Can Petit. El vehículo salió de la vía y subió a la acera. Un testigo vio al conductor tumbado en el suelo y avisó a la Policía Municipal. Unos agentes encontraron el automóvil y al conductor, que presentaba signos de ebriedad. Sopló y el nivel de ese test, el de orientación, fue de 0,81 miligramos. Una ambulancia lo llevó a MútuaTerrassa, donde los agentes le instaron a efectuar las dos pruebas de precisión. En la primera dio una tasa de 0,86. La segunda no la llevó a cabo: se quedó dormido, según la policía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook