Errores más frecuentes

13.12.2018 | 04:00

"Los adolescentes nos ponen a prueba todos los días, pero los padres no pueden pensar que no pueden hacer nada y que se les escapa de las manos", sentencia la psicóloga. En su opinión los errores comunes son:

Intentar ser colegas en vez de padres. Los progenitores deben asumir su rol para poder centrar a sus hijos y reconducirlos.

Tratar de ganar su favor haciendo de buenos o poniéndose siempre de su parte.

Dejar que los adolescentes marquen los límites, aunque las normas se pueden negociar.

Ceder para evitar males mayores pensando que esto pasará con el tiempo, sólo conseguiremos que el adolescente cada vez tenga menos autocontrol.

Protegerlos en exceso, hacer que el mundo gire en torno suyo: deben vivir sus propias crisis y aprender a resolverlas.

Aprenderán a dialogar cuando nos vean seguros y cuando les ayudemos a cortar sus estallidos irracionales.

Es injusto que otros cedan para evitar una tensión mayor.

Favorecer el consumismo: si propiciamos que den valor a las cosas terminarán por no dar valor a las personas . 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook